Malasia anuncia que el avión desaparecido se estrelló en el Índico

Malasia confirma con los datos del satélite que el B-777 se precipitó al mar con 239 personas

Australia localiza dos posibles restos a 2.500 kilómetros de Perth

Malaysia Airlines da por hecho que todos los pasajeros del avión están muertos

El primer ministro malasio, Najib Razak, durante su conferencia de prensa. REUTERS-LIVE!

Diecisiete días de angustia para recibir la peor de las noticias. Las familias de las 239 personas que iban a bordo del vuelo de Malaysian Airlines que desapareció el 8 de marzo cuando iba de Kuala Lumpur a Pekín recibieron este lunes la confirmación oficial de lo que todos los indicios apuntaban desde hace días: el B-777 se estrelló en el Índico sur. Falta por conocer aún las circunstancias que llevaron al avión a ese trágico destino, si bien las autoridades malasias siguen pensando que alguien desconectó las comunicaciones y lo desvió con intenciones criminales. El primer ministro de Malasia, Najib Razak, aseguró en una breve comparecencia ante la prensa que un nuevo análisis de los datos de satélite confirman que la última posición del avión fue “en medio del océano Índico, al oeste de [la ciudad australiana] de Perth”, sin más precisión.

Es en esa zona donde Australia está buscando restos. Este lunes se localizaron dos objetos que el barco de la marina australiana Success trataba de recuperar. “Es un lugar remoto, lejos de cualquier posible sitio de aterrizaje. Por tanto, con gran tristeza y pesar, debo informarles de que, según estos nuevos datos, el vuelo MH370 acabó en el Índico sur”, añadió Najib.

Los últimos datos conocidos del MH370 después de que desapareciese del radar de los controladores aéreos a las 1.19 horas (hora de Kuala Lumpur) menos de una hora después de despegar, consisten en ecos detectados por radares militares (malasios pero también talilandeses) que muestran que el avión dio la vuelta y se dirigió al estrecho de Malaca. Hasta casi ocho horas después se recibieron seis señales del avión en un satélite de la compañía británica Inmarsat que permitieron dibujar dos arcos (uno al norte hacia Asia central y otro al sur del Índico) como posibles últimas localizaciones del aparato.

Inmarsat y el organismo británico encargado de investigar los accidentes aéreos (AAIB) han usado “un tipo de análisis nunca antes utilizado en una investigación de este tipo” para determinar la última posición del avión, dijo Najib, sin aportar más información.

Según Reuters, se ha utilizado una técnica basada en el efecto Doppler, que describe el aparente cambio de frecuencia de una onda producida por el movimiento relativo de la fuente respecto a su observador y explica el cambio de sonido de una sirena al aproximarse y luego alejarse.

La noticia ha puesto fin a cualquier esperanza de las familias de encontrar supervivientes. Malaysia Airlines emitió un comunicado “lamenta profundamente decir que tenemos que asumir que el MH370 acabó en el océano Índico sur”. En un segundo comunicado (ya era media noche en Kuala Lumpur) la aerolínea estatal malasia prometía a los familiares de las víctimas trasladarlos a la zona de búsqueda cuando reciba la aprobación de las autoridades. Y explicó que se había comunicado a las familias la noticia antes de la comparecencia de Najib “en persona o por teléfono. Los SMS solo fueron utilizados como un medio de comunicación adicional”.

Un avión chino avistó este lunes nuevo objetos dentro del área de búsqueda. REUTERS-LIVE!

Pero la confirmación de lo que todos daban ya por seguro no ha acabado con la apenas contenida indignación de China (que ha perdido a 153 ciudadanos en el siniestro) con el Gobierno malasio. “China ya ha sido informada por Malasia” y le ha reclamado “que aporte toda la información y pruebas sobre cómo ha llegado a esta conclusión”, señala el Ministerio de Exteriores chino en un comunicado, en el que añade que Pekín espera que la búsqueda continúe.

En el hotel de Pekín donde las familias se reúnen con las autoridades hubo escenas de histeria y desesperación. Varias personas se desmayaron. “¿Dónde están nuestros hijos”, gritaba una mujer, mientras otra rechazaba que el avión haya acabado en el fondo del Indico: “Los gobiernos nos están engañando. El Gobierno tiene que hablar con nosotros”.

El rastreo de los restos está coordinado por Australia, en cuya zona de rescate marítimo satélites de varios países han detectado objetos.

La Autoridad de Seguridad Marítima Australiana (AMSA) informó de que dos objetos fueron avistados a 2.500 kilómetros al oeste de Perth a las 14.45 hora local (7.45 en la España peninsular). Se trata de un objeto rectangular naranja y otro redondo de color verde o gris, según AMSA, que no ha dado detalles del tamaño. El buque Success de la Marina australiana continuó buscando los posibles restos del MH370 después de que los 10 aviones que participaban en el rastreo regresaran a la base de Pearce, cerca de Perth.

Los objetos identificados por Australia no son los mismos que esta mañana avistó un avión chino

Los objetos identificados por Australia no son los mismos que había avistado por la mañana un avión militar chino, pero AMSA ha confirmado que las coordenadas facilitadas caen dentro del área de búsqueda, aunque un avión P8 Poseidón de la Marina de EE UU que intentó localizarlos no encontró nada. Oteadores en uno de los dos aviones militares enviados por China han visto “dos objetos relativamente grandes flotando en el mar junto con muchos otros artículos blancos más pequeños diseminados en un radio de varios kilómetros”, según la agencia oficial Xinhua.

El primer ministro australiano, Tony Abbott, informó al Parlamento y a las autoridades malasias de que el “HMAS Success está en la zona intentando localizar y recuperar esos objetos”. El ministro de Transportes malasio, Hishammuddin Hussein, fue más allá y dijo en una conferencia de prensa que el buque australiano “es posible que recupere los objetos en unas horas o mañana por la mañana como muy tarde”. Hishammuddin confirmó asimismo que el MH370 transportaba palés de madera (fue avistado uno el domingo en la zona de búsqueda); explicó que la policía ha interrogado a más de 100 personas, entre ellas familiares de ambos pilotos y que hoy el inspector general de la policía malasia comparecerá ante la prensa para dar cuenta de la investigación criminal.

Pero en Australia no son tan optimistas sobre la recuperación de esos esperanzadores objetos. El responsable de la división de respuesta a emergencias de AMSA, John Young, explicó que no están “seguros de que el buque Success pueda encontrar los objetos esta noche”. Apuntó que la tripulación del buque “puede necesitar ayuda de un avión de búsqueda en la zona mañana” para ello. De momento, no está confirmado que sean restos del Boeing 777. En función del tipo de restos de que se trate, se tardarán horas o incluso días en determinar si corresponden o no al MH370.

Más información