CRISIS EN CRIMEA

Putin llama a Obama para buscar una “solución diplomática” a la crisis ucrania

El presidente estadounidense pide al ruso que ponga sus propuestas por escrito y le recuerda que cualquier salida pasa por la retirada de las tropas

El presidente ruso, Vladimir Putin. AP

El presidente ruso, Vladimir Putin, ha llamado este viernes a su homólogo estadounidense, Barack Obama, para discutir la propuesta para una solución diplomática de la crisis ucrania que éste último le hiciera llegar, a través de su secretario de Estado, antes de la celebración del referéndum secesionista de Crimea. De acuerdo con el comunicado de la Casa Blanca, el mandatario norteamericano le ha pedido a Putin que le plantee sus puntos de vista por escrito y le ha recordado que cualquier vía pacífica pasa por la retirada de las tropas rusas del territorio de Ucrania y el cese de nuevas incursiones.

Obama, que se encuentra de visita en Arabia Saudí, le ha pedido a Putin que “evite nuevas provocaciones, entre ellas la acumulación de tropas en la frontera con Ucrania”, según la nota de la Casa Blanca. Este mismo viernes, durante una entrevista otorgada la cadena CBS, el presidente estadounidense manifestaba su preocupación ante una posible incursión rusa en ese país bajo la “apariencia de ejercicios militares”. La llamada entre ambos líderes es, sin embargo, la primera de las cuatro que han mantenido desde que se inició la crisis en la que se atisba un acercamiento de posturas de cara a una resolución del conflicto.

Durante la conversación telefónica, los dos presidentes han acordado que sean sus respectivos jefes de la Diplomacia, John Kerry y Sergey Lavrov, quienes discutan los términos de la propuesta estadounidense y de la respuesta de Rusia. Hace dos semanas, durante su encuentro en Londres, no lograron, aparentemente, llegar a ningún avance para desacelerar las tensiones. Entonces, el ministro de Asuntos Exteriores ruso advirtió contra la imposición de sanciones y se mostró reacio a creación de un grupo de contacto para mediar en la crisis, una de las opciones planteadas por EE UU.

A falta de conocer la respuesta de Putin, Obama le ha dejado claro hoy que la solución diplomática “sólo es posible si Rusia retira sus tropas y no da más pasos que puedan violar la integridad territorial y la soberanía ucranias”. El presidente estadounidense también ha insistido, también, en el apoyo de su país a Ucrania.

En la versión que ha ofrecido el Kremlin de la llamada también se hace hincapié en la posibilidad de que “la comunidad internacional dé pasos para poder estabilizar la situación”, pero, sin embargo, se incluye también la preocupación de Putin sobre “la violencia de los extremistas que están cometiendo actos intimidatorios contra ciudadanos pacíficos, autoridades y miembros de los cuerpos de seguridad en distintas regiones ucranias y en Kiev con impunidad”.

Putin también ha hecho alusión, según el comunicado del Gobierno ruso, a la situación en Transnistria, un territorio separatista en la frontera entre Moldavia y Ucrania que, siguiendo los pasos de Crimea, ha solicitado incorporarse a Rusia esta misma semana. El mandatario le ha informado a Obama de que esa región está “experimentando un bloqueo que está complicando la vida a sus ciudadanos”, si bien le ha manifestado su confianza en que la situación se resuelva a través del diálogo internacional que se ha abierto sobre el asunto.

El pasado domingo, la OTAN manifestó su inquietud por la presencia militar rusa en esa zona. “Tienen una fuerza importante situada en la frontera oriental de Ucrania capaz de desplazarse rápidamente a Transnistria, si se toma la decisión. Y eso es muy preocupante", declaró el máximo responsable de la Alianza en Europa, el general Philip Breedlove, en una muestra del temor por parte de Occidente de las ansias expansionistas que se le presumen a al presidente ruso.

Esta es la primera vez que Putin y Obama hablan desde que EE UU anunciara la imposición de sanciones a Rusia tras la celebración del referéndum. Esta semana, durante su gira por Europa, el presidente norteamericano ha instado a sus aliados que consideren nuevas medidas de castigo. En su empeño por aislar internacionalmente a Rusia en represalia por la invasión militar de Crimea y su posterior anexión, Obama ha logrado que las principales potencias económicas apartaran a Moscú del G-8. La Asamblea General de Naciones Unidas, por su parte, votaba el jueves por amplia mayoría una resolución que declaraba la ilegalidad de la consulta secesionista celebrada en Crimea, un nuevo peldaño que separa a Rusia de la comunidad internacional.

Más información