Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Avión desaparecido en el Índico

Se busca contrarreloj el MH370 bajo el mar

Australia y EE UU reanudan las operaciones con un submarino que puede sumergirse hasta 4.500 metros

Un buque austrialiano en el Índico sur, durante la búsqueda del vuelo MH370.rn
Un buque austrialiano en el Índico sur, durante la búsqueda del vuelo MH370. REUTERS

Sin un solo resto recuperado del avión malasio desaparecido el 8 de marzo con 239 personas a bordo, Australia confía en que las señales detectadas en los últimos días correspondan a las cajas negras del MH370. Se acerca el fin del tiempo estimado de duración, de un máximo de unos 40 días, de las baterías de los emisores de las cajas negras. La búsqueda se había reanudado la semana pasada en el océano Índico, a más de 2.000 kilómetros de la costa noroeste de Australia, con nueve aviones militares, uno civil y 14 barcos. Sin éxito. Así que el lunes empezó una nueva fase: el rastreo del fondo con el submarino autónomo estadounidense Bluefin 21, después de que el buque australiano Ocean Shield detectara cuatro señales rastreando el mar con un hidrófono remolcado con un cable.

Fuente: Reuters, Bluefin Robotics, US Navy y elaboración propia. ampliar foto
Fuente: Reuters, Bluefin Robotics, US Navy y elaboración propia.

El sumergible —con forma de torpedo, de cinco metros de largo que puede sumergirse 4.500 metros— falló en su primera misión al volver automáticamente a flote tras haber alcanzado la máxima profundidad a la que puede llegar. El Bluefin 21 es un submarino teledirigido que utiliza un sónar para tomar datos del fondo marino: “Tardará entre seis semanas y dos meses en rastrear el área de búsqueda, seis veces más que el hidrófono remolcado empleado hasta ahora”, explicó en un comunicado el teniente J.G. Daniel S. Marciniak, portavoz de la se la VII Flota de la Armada estadounidense. Cuando se encuentre algún posible resto del avión se cambiará el sónar por una cámara para comprobar con imágenes si se trata del MH370.

La enorme área del océano Índico donde las autoridades malasias consideran que pudo estrellarse el Boeing 777 se ha ido acotando desde los más de 600.000 kilómetros cuadrados hasta los 41.393 que se designaron el sábado: de buscar en toda la península Ibérica a solo en Extremadura. Algo es algo pero en el caso del vuelo de Air France AF447, desaparecido sobre el Atlántico, se tardó 20 días en localizar el avión con otro modelo de sumergible autónomo pese a que el área inicial de búsqueda era mucho menor: 17.000 kilómetros cuadrados (como la provincia de Zaragoza).

Mientras sigue la búsqueda, el Gobierno malasio ha constituido formalmente la semana pasada el grupo que debe investigar lo ocurrido con el MH370, en el que se integran representantes de EE UU, Reino Unido, Francia, Australia y China. Este último país tiene a 153 ciudadanos desaparecidos con el avión, lo que ha provocado una gran tensión entre Pekín y Kuala Lumpur, ya que las autoridades chinas reprochan el modo en que Malasia ha gestionado el mayor misterio que se recuerda en el mundo de la aviación.

Más información