Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
VIOLENCIA SECTARIA EN NIGERIA

Boko Haram exige intercambiar a las jóvenes secuestradas por rebeldes presos

El Ejecutivo nigeriano "está considerando todas las opciones para liberar a las chicas"

El líder del grupo afirma en un vídeo que las colegialas se han convertido al islam

El grupo terrorista Boko Haram, que mantiene secuestradas a más de doscientas niñas en el norte de Nigeria, ha hecho público este lunes un nuevo vídeo en el que, por primera vez, muestra imágenes de sus rehenes recitando una sura del Corán y en el que su líder, Abubakar Shekau, plantea que solo liberará a las jóvenes mediante un intercambio de prisioneros. Las autoridades de Nigeria están considerando "todas las opciones" para rescatar a las jóvenes. Mike Omeri, director de una agencia que forma parte del Ministerio de Información, ha declarado durante una rueda de prensa que el Ejecutivo nigeriano "está considerando todas las opciones para liberar a las niñas y para que se reúnan con sus padres". En un primer momento, sin embargo, el Gobierno había rechazado esta opción. El ministro del Interior, Abba Moro, en declaraciones a France Press, había asegurado que “no corresponde a Boko Haram y a los insurgentes poner sus propias condiciones, no se puede intercambiar a una persona por otra”.

El vídeo, que dura 17 minutos, muestra a un centenar de jóvenes sentadas en el suelo y vestidas con el velo íntegro musulmán en un lugar desconocido después de que, según el propio Shekau, hayan sido convertidas al Islam. La mayoría de las chicas son cristianas. Posteriormente, tres de ellas toman la palabra, dos de las cuales aseguran haberse convertido al Islam, mientras que la tercera es de religión musulmana. Una de ellas explica que no han sufrido ningún tipo de maltrato. Durante su intervención, el líder de Boko Haram, que aparece sentado, sonriente y sujetando un kalashnikov, se expresa en árabe y hausa para afirmar que “estas niñas de las que tanto os preocupáis ya han sido liberadas y ¿sabéis cómo? Porque se han convertido en musulmanas”, para luego añadir que “no las liberaremos sino después de que vosotros liberéis a nuestros hermanos”.

La oferta del líder de Boko Haram llega en un momento en que las autoridades nigerianas ya han puesto en marcha los primeros contactos con expertos militares extranjeros para tratar de liberar a las 223 jóvenes que aún permanecen en manos de sus captores después de que un total de 276 fueran secuestradas de un internado escolar en la localidad de Chibok, estado de Borno, el pasado 14 de abril (53 de ellas lograron huir posteriormente). Este fin de semana se ha producido la primera reunión en Abuya, capital del país, entre oficiales del Ejército nigeriano y expertos procedentes de Estados Unidos, Reino Unido y Francia, entre otros países. Las primeras informaciones que se han filtrado respecto a este operativo de rescate aseguran que está prevista la utilización de aviones no tripulados para las labores de búsqueda de las niñas. Otros países que han ofrecido ayuda son China e Israel.

Por otra parte, el Gobierno nigeriano ha anunciado que abrirá una investigación para averiguar por qué el Ejército supuestamente ignoró varios avisos que le llegaron hasta cuatro horas antes de que se produjera el ataque al internado de Chibok y no acudió en defensa de la población de esta localidad. La labor del Ejecutivo y las Fuerzas Armadas nigerianas está cada vez más en tela de juicio al saberse también, según las declaraciones de los propios padres de las niñas, que estas permanecieron hasta 11 días retenidas en algún lugar próximo sin que las fuerzas de seguridad hicieran nada por rescatarlas.

La semana pasada Boko Haram reivindicaba el secuestro mediante un primer vídeo en el que su líder anunciaba que iba a vender como esclavas a las jóvenes, la mayoría menores de 18 años. De hecho, varias fuentes han asegurado que algunas de las chicas ya podrían haber sido vendidas en países vecinos, como Chad y Camerún, a cambio de doce dólares. El lunes, otras ocho jóvenes fueron secuestradas en el mismo estado de Borno y Boko Haram llevó a cabo un ataque contra la comunidad de Gamboru Ngala en el que murieron entre 150 y 300 personas.

ampliar foto
Imagen del líder de Boko Haram, Abubakar Shekau. AFP

Más información