Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Frente Nacional promete vengarse de los periodistas

“Nuestro plan mediático consiste en atacaros a muerte. Si la prensa nos es desfavorable, ¿por qué seguir colaborando con ella?”, afirma en un texto el jefe de Gabinete de Le Pen

Le Pen, líder del Frente Nacional, este martes en Nanterre (Francia). Ampliar foto
Le Pen, líder del Frente Nacional, este martes en Nanterre (Francia). EFE

Con el respaldo de los 4,6 millones de sufragios en las elecciones europeas del domingo, el nuevo primer partido de Francia, el Frente Nacional, emprendió este martes una ofensiva política con ataques al Gobierno socialista, al primer partido de oposición y a la prensa. Una periodista de la revista Le Point adelantó un texto que publicará este miércoles donde el jefe de Gabinete de Marine Le Pen, Philippe Martel, afirma que está harto de “estos capullos de periodistas institucionales” y añade: “Vamos a pasaros por encima. De todas formas, los franceses os odian. Nuestro plan mediático consiste en atacaros a muerte. Si la prensa nos es desfavorable, ¿por qué seguir colaborando con ella?”.

Martel, un diplomado de la Escuela Nacional de Administración recientemente convertido a la extrema derecha, va más lejos y sugiere que el Frente Nacional dispone de datos privados de los periodistas: “Hace falta contar los estudios que tenéis, en qué casas vivís”, dice. Preguntado por la agencia France Presse, desmintió este martes que el partido elabore ficheros sobre periodistas: “No tenemos tantos medios económicos”, dijo.

Mientras tanto, la presidenta del partido, Marine Le Pen, que este miércoles dará una conferencia de prensa en Bruselas con sus aliados europeos para desvelar si puede o no formar grupo parlamentario, acusó al expresidente Nicolas Sarkozy de haber gastado el doble del dinero autorizado por la ley y de haber “hecho trampas” con las cuentas de la campaña de 2012.

Le Pen consideró que Sarkozy “manipuló la legitimidad de los resultados del primer turno” al gastar 40 millones de euros en total —23 millones más del límite legal— y aseguró que es “imposible que no estuviera al corriente de esos gastos extra cuando era presidente del partido y candidato a la presidencia”. Tras recordar que su partido solo pudo gastar nueve millones de euros, afirmó que Sarkozy ha quedado “totalmente descalificado”.

Parece evidente que, mientras busca apoyos en Europa, la líder de la extrema derecha gala ha empezado a pensar ya en su próximo objetivo: las presidenciales de 2017. Tras pedir por segunda vez la disolución de la Asamblea Nacional, Le Pen afirmó que François Hollande “ha perdido toda legitimidad porque solo representa al 14% de un 43% de electores”.

Más información