La NSA recolecta millones de imágenes de rostros de personas en Internet

Estados Unidos las utiliza en programas de reconocimiento facial con fines de inteligencia

Logotipo de la NSA, en su sede a las afueras de Washington DC. AP

El serial sobre los largos tentáculos de la Agencia Nacional de Seguridad sigue creciendo. La NSA intercepta millones de imágenes de rostros de personas que circulan por Internet y que utiliza para programas de reconocimiento facial con fines de inteligencia, según publicó este domingo el diario The New York Times a partir de documentos de 2011 sustraídos por el exanalista de la agencia Edward Snowden. Se trata de la primera filtración desde que el miércoles la cadena NBC emitiera la primera entrevista concedida por Snowden a un canal de televisión, en la que se consideró un patriota por destapar el espionaje masivo de Estados Unidos.

Hace unos meses el diario The Guardian ya publicó que la NSA y su equivalente británica habían interceptado imágenes de usuarios de Yahoo! tomadas desde las cámaras frontales de ordenadores. La información del Times va mucho más allá y revela una práctica muy extendida en los últimos cuatro años en marco de los esfuerzos de la NSA de sacar provecho al enorme flujo de fotografías que circulan en correos electrónicos, mensajes de texto, redes sociales o videoconferencias; y que considera igual de relevantes que otros métodos de espionaje, como el escrutinio de llamadas telefónicas.

En 2011 la agencia interceptaba “millones de imágenes al día”, incluyendo unas 55.000 de reconocimiento facial de calidad, que generan un “tremendo potencial sin explotar”, según un documento filtrado, que destaca la oportunidad que aporta de conocer la vida diaria y la biografía de determinados individuos. El diario deja entrever que la mayoría de imágenes corresponderían a ciudadanos extranjeros obtenidas a través de Internet, satélites y líneas de cables.

La NSA busca sacar provecho al enorme flujo de fotografías que circulan en correos electrónicos, mensajes de texto, redes sociales o videoconferencias

Aún así, se desconoce el número total de fotografías recopiladas por la NSA, que quedan registradas en un programa distinto del de la obtención de la llamada megadata, incluidas las conversaciones telefónicas que están autorizadas en la conocida como Sección 215, la disposición de la Ley Patriótica bajo cuyo amparo se desarrolló. La reforma del programa de recopilación masiva de llamadas telefónicas está siendo objeto de debate en el Capitolio después de que el presidente estadounidense, Barack Obama, prometiera limitar su alcance.

La ley estadounidense no establece una protección específica de privacidad a las imágenes faciales y según los expertos existe un vacío legal significativo. Una portavoz de la NSA citada por el rotativo dijo que la agencia requeriría de la aprobación de los tribunales para recolectar fotografías de estadounidenses, al considerarlas un contenido de comunicación y como ya ocurre con el escrutinio de llamadas y correos electrónicos. Pero las comunicaciones entre estadounidenses y ciudadanos en el extranjero podrían ser consideradas una excepción.

La agencia gubernamental intensificó su proyecto de identificación facial tras dos atentados fallidos contra Estados Unidos en 2009 y 2010, el de un hombre que trató de hacer estallar un explosivo que llevaba escondido a bordo de un avión que volaba a Detroit y la fallida detonación de un artefacto en un coche en Times Square en Nueva York.

Existe un vacío legal en

EE UU sobre la privacidad

de las imágenes faciales

Según el diario, la NSA tiene la capacidad de cruzar imágenes registradas en distintas bases de datos. Por ejemplo, fotografías faciales que intercepta de videoconferencias a través de Internet con imágenes del registro de terroristas más buscados por EE UU, información de pasajeros de aerolíneas y fotografías de los carnets de identidad de ciudadanos extranjeros registrados en bases de datos internacionales. Todo ello le permite identificar a un determinado individuo aunque haya cambiado de aspecto físico.

La NSA, de acuerdo a los documentos filtrados al Times, estaba tratando de tener acceso a bases de datos oficiales en Pakistán, Irán y Arabia Saudí para completar aún más su capacidad de escrutinio en esos países. Por ejemplo, logró localizar un campo de entrenamiento de milicianos en Pakistán al comparar fotografías obtenidas por satélites de espionaje con imágenes personales en el exterior interceptadas por EE UU.

La citada portavoz aseguró que la agencia no tiene acceso a las fotografías de las licencias de conducir y los pasaportes de ciudadanos estadounidenses, pero evitó comentar si tiene acceso a la base de datos del departamento de Estado de fotografías de ciudadanos extranjeros que solicitan un visado de residencia en EE UU. Tampoco quiso valorar si la NSA obtiene imágenes de estadounidenses a través de redes sociales, como Facebook.