TRIBUNA

‘Podemos’ en Venezuela

El decálogo de promesas que hizo el incipiente partido español a sus electores debería de ser también válido para los venezolanos

Debo confesar que me impresionó mucho la carta que los candidatos del partido Podemos le enviaron a sus electores antes de la votación para el Parlamento Europeo. El decálogo de compromisos con la ciudadanía me pareció tan sincero y novedoso que si yo fuese española quizás hasta hubiera votado por ellos.

Como algunos miembros de la directiva de ese partido han asesorado al gobierno de Venezuela y así lo han dicho con mucho orgullo sería importante que en esta materia parlamentaria siguieran ayudando a sus amigos chavistas. Esta vez tendría que ser ad honórem, para que no haya conflictos de intereses. La contribución de los catedráticos de Podemos podría ser fundamental para que mejore la imagen de la Asamblea Nacional venezolana, una de las más desprestigiadas del mundo.

En primer lugar, en materia de sueldos, en España, cada parlamentario de Podemos se compromete a no recibir una suma que sea mayor a tres veces el salario mínimo. Es difícil saber cuanto gana un parlamentario venezolano. La cifra que aparece en la Gaceta Oficial no se corresponde con lo que reciben mensualmente (más o menos cuatro veces el salario mínimo). Pero a eso hay que agregar enormes diferencias si el parlamentario es de oposición o milita en los partidos de Gobierno. Si se trata de un “enchufao”, como se les llama localmente, tiene además acceso a dólares preferenciales, guardaespaldas, enormes camionetas blindadas (todo ello muy útil en la Caracas actual) y jugosos viáticos. Podemos podría ayudarnos si aconseja a sus colegas bolivarianos a que por lo menos nos digan el monto de sus sueldos para tener una idea de cuanto le pagamos a esos dignos tribunos.

La labor parlamentaria de Podemos "es incompatible con cualquier actitud discriminatoria por razones de etnia, género, origen, u orientación sexual”. Ni siquiera se habla de la aberración que ocurre en Venezuela donde los diputados electos de oposición son discriminados dentro de la Asamblea por sus ideas políticas. Se les silencia cortándoles los micrófonos, con gritos y también golpes. Existen videos que han dado la vuelta al mundo sobre los golpes dados dentro del hemiciclo a miembros de la oposición bajo la mirada complaciente del presidente de la Asamblea, el teniente Cabello. En cuanto a preferencias sexuales, se usan los insultos más soeces que tiene nuestra lengua para descalificar a los líderes opositores.

“Los parlamentarios de Podemos mantendrán su absoluta independencia respecto de las grandes corporaciones económicas y financieras”. Es vox pópuli en Venezuela la relación turbia que mantienen importantes parlamentarios con los fabricantes de armas rusos, lo que ha llevado al país a convertirse en un cliente importante de armamentos. Los socios “boliburgueses” del presidente de la AN le compraron en España el coto de caza El Alamín a varios empresarios acusados de corrupción. Un banquero estrechamente vinculado con los Borbones, figura también en estos negocios peninsulares. Los nexos de parlamentarios y figuras oficialistas con grandes negociados y corrupción son innumerables. Según Transparencia Internacional, Venezuela es ahora uno de los países más corruptos del mundo ocupando el puesto 106 de 177 naciones estudiadas. Y esto nos lleva al compromiso siguiente de los parlamentarios españoles cuya “renta y patrimonio serán públicos al inicio y al final del mandato”. Los amigos y compañeros del Comandante Chávez, según declaró él mismo, eran todos unos “pata en el suelo” cuando se inició hace quince años la revolución bolivariana o “robolución” como la llaman algunos. Ahora son sofisticados banqueros, dueños de caballos de polo y de carreras. Datos sobre la fortuna personal del presidente de la Asamblea Nacional, teniente Diosdado Cabello, no solo han aparecido en Wikileaks sino que fueron también denunciados en su propio partido, en particular por el famoso diputado Tascón, hoy en día muerto. Se le vincula con bancos, instalaciones portuarias, sistema financiero, pesquerías, inversiones inmobiliarias, nepotismo . Inútil decir que nadie sabe cual era su capital al iniciarse el gobierno y mucho menos en cuanto asciende su fortuna ahora.

El compromiso casi ingenuo o romántico de los nuevos parlamentarios europeos, que se desplazarán en clase turista y usarán el transporte público provocaría las burlas de sus colegas del PSUV venezolano. Estos señores suelen viajar, no en turista, ni en primera, sino en aviones privados, siendo el más famoso el mandado a construir especialmente por el Comandante eterno. En las redes sociales se les ve retratados con frecuencia con sus hijos y amigos en bellos yates disfrutando de nuestras playas caribeñas e incluso de las costas de Florida. El transporte público, cada vez más deficiente, realmente no es muy usado por ellos ya que disponen de las indispensables camionetas blindadas que hemos descrito anteriormente.

En estos ejemplos y muchos otros pensaba cuando leí la Carta de los Candidatos (ya hoy en día electos) de Podemos. Me imagino que ese decálogo de promesas que hicieron a sus electores debería ser también válido para los venezolanos. No puedo creer que exista un doble estándar, una medida diferente: somos iguales venezolanos y españoles. ¿O quizás un país europeo se merece mejores y más honestos representantes que nosotros, pobres subdesarrollados sudacas?

Maruja Tarre es profesora de la Universidad Simón Bolívar. Twitter @marujatarre