“Rusia nos considera ahora su adversario. Y debemos tomar nota”

"La agresión de Rusia contra Ucrania ha cambiado dramáticamente la seguridad en Europa", advierte Rasmussen, que prepara "medidas a largo plazo" para la cumbre de septiembre

Anders Fogh Rasmussen, este jueves en Madrid.

Anders Fogh Rasmussen (Ginnerup, 1953) dejará el 1 de octubre la secretaría general de la OTAN, a la que llegó en 2009. Antes, en septiembre, pilotará la cumbre de Gales, donde los líderes aliados deben sancionar el fin de la luna de miel con Rusia y el retorno a la disuasión —diplomacia fría más que guerra fría, al menos por ahora— y el lanzamiento de la nueva misión en Afganistán, ya no de combate sino de instrucción, a partir del 1 de enero de 2015.

Rasmussen pasó el pasado jueves por Madrid, donde se reunió con el presidente Mariano Rajoy y los ministros de Defensa y Exteriores y fue recibido en audiencia por don Juan Carlos.

Pregunta. ¿Le explicó el Rey las razones de su abdicación?

Respuesta. No voy a desvelar conversaciones confidenciales, pero obviamente hablamos de su decisión... Creo que el Rey ha jugado un papel crucial para convertir a España en una democracia estable y, viniendo de un reino [Dinamarca], sé hasta qué punto una Monarquía puede contribuir a la estabilidad.

Hay que sacar lecciones para Afganistán de lo que está pasando en Irak"

P. ¿Piensa que movimientos separatistas como los de Escocia y Cataluña pueden debilitar la cohesión de la OTAN?

R. No. Hay una fuerte cohesión en nuestra Alianza y un compromiso muy firme con la defensa colectiva. No está en discusión que autonomías regionales o incluso independencias puedan debilitar esa cohesión.

P. Si una parte de un Estado de la OTAN se independiza ¿seguirá perteneciendo a la OTAN?

R. Es una cuestión hipotética, que no hemos discutido... Pero las reglas son claras: si surge un nuevo Estado, tendría que pedir el ingreso y cumplir ciertos requisitos. Además, la admisión de un nuevo miembro se adopta por consenso. Todos los países aliados deberían votar a favor.

No excluyo que un aliado despliegue tropas en Ucrania para ejercicios"

P. La OTAN ha anunciado la adopción de “medidas a largo plazo” ante la crisis con Rusia. ¿Qué tipo de medidas?

R. La agresión de Rusia contra Ucrania ha cambiado dramáticamente la situación de seguridad en Europa. Durante más de 20 años hemos intentado atraer a Rusia a una cooperación constructiva. Pero ahora está claro que Rusia nos considera su adversario. Y lo lamento profundamente, pero tenemos que tomar nota de ese hecho y adaptarnos.

P. ¿De qué forma?

R. A corto plazo, hemos reforzado la vigilancia aérea en los países bálticos, desplegado buques en el Báltico y el mar Negro, realizado ejercicios en los países bálticos y Polonia... Pasos ulteriores, si son necesarios, incluirán la actualización de los planes de defensa, ejercicios militares y también despliegues apropiados [de tropas].

Si parte de un país aliado se declara independiente, sale fuera de la Alianza"

P. La tensión con Rusia ¿es coyuntural o estructural? Las consecuencias de una respuesta u otra no son las mismas...

R. El comportamiento de Rusia tiene implicaciones estratégicas y por eso estamos considerando medidas a largo plazo, para estar seguros de que en el futuro podremos dar protección efectiva a nuestros aliados. Y es una lástima porque aún creo que Rusia y la OTAN compartimos intereses básicos y que lo mejor para ambos es mantener una asociación constructiva.

P. ¿Qué tipo de asistencia va a facilitar la OTAN a Ucrania?

R. Estamos preparando un paquete que someteremos a los ministros de Exteriores a finales de mes. Sin entrar en detalles, incluirá asistencia para la reforma del sector de defensa y modernización de las Fuerzas Armadas. Será una cooperación muy práctica que facilitará, por ejemplo, el acceso de Ucrania a ejercicios de la OTAN.

No voy a desvelar conversaciones confidenciales, pero obviamente he hablado con el Rey de su decisión de abdicar"

P. ¿El límite es el despliegue de tropas de combate?

R. No tenemos planes para desplegar tropas, pero no excluyo que algún aliado, individualmente, participe en ejercicios militares en suelo ucranio. Eso corresponde a las autoridades de Kiev y a cada aliado.

P. La puerta de la OTAN ¿sigue abierta para Georgia? ¿Se tomará una decisión en Gales?

R. La puerta de la OTAN sigue abierta para las democracias europeas que cumplan los requisitos [de ingreso]. Georgia ha hecho muchos progresos y eso debe reflejarse de alguna manera en la cumbre de Gales, pero es prematuro decir cómo.

La puerta de la OTAN sigue abierta para las democracias europeas que cumplan los requisitos de ingreso"

P. Países como España se quejan de que la OTAN se ha centrado en Rusia y ha descuidado otros riesgos, como Al Qaeda.

R. En los últimos meses nos hemos centrado mucho en nuestro flanco Este, porque aliados fronterizos con Rusia o Ucrania están muy preocupados por su seguridad. Pero hemos prorrogado la misión antipiratería, por ejemplo. En Gales adoptaremos la política de ciberdefensa y reafirmaremos la defensa antimisiles. No descuidamos otros riesgos.

P. ¿Teme que Irak se convierta en un Estado fallido?

R. Estamos muy preocupados. Espero que las fuerzas iraquíes sean capaces de hacer frente a los terroristas porque, si no, hay riesgo de que la inestabilidad se extienda a toda la región. Es una situación muy muy peligrosa.

P. ¿Qué ha fallado en Irak para que reine el caos a los dos años y medio de la salida de EE UU?

R. Ni siquiera el primer ministro iraquí acierta a explicarlo. Sorprende que las fuerzas iraquíes no fueran capaces de prevenir el ataque de los extremistas. Es verdad que los países occidentales gastaron cuantiosos recursos en formar al Ejército iraquí, pero parece que aún necesita desarrollar sus capacidades. En todo caso, es una responsabilidad de las autoridades iraquíes. Le recuerdo que la salida de las fuerzas estadounidenses [en 2011] fue decisión iraquí.

P. ¿No teme que en Afganistán pase lo mismo que en Irak?

R. Son casos diferentes, pero debemos sacar lecciones de lo sucedido en Irak. Hay que ayudar a las fuerzas locales a desarrollar sus capacidades y por eso hemos decidido establecer una misión de asistencia y adiestramiento después de 2014, ya concluida la operación de combate.

P. ¿Cuántos efectivos tendrá la nueva misión en Afganistán?

R. Aún no tenemos números exactos. EE UU ha anunciado sus efectivos totales [9.800] no solo para la OTAN, sino también con carácter bilateral... No sabemos los porcentajes ni la aportación de otros aliados. Pero podría aventurar una estimación de 10.000 a 12.000; si se mantiene, como ahora, dos tercios de americanos y un tercio del resto.

P. ¿Cómo convencer a los españoles, con un 25% de paro, de que gasten más en defensa?

R. No es fácil. Pero yo no he venido a decirles que gasten más aquí y ahora. Les digo que, cuando llegue la recuperación, cuando vuelva el crecimiento, parte de esa riqueza debe ir a defensa, porque lo que vemos en Ucrania, África o Irak es que sin seguridad no hay estabilidad ni prosperidad. Los europeos no podemos dar por hecho que los americanos nos ayudarán cada vez que los necesitemos. También debemos hacer algo por nosotros mismos.