Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Obama manifiesta su preocupación por una escalada entre Israel y Hamás

El presidente apoya el derecho israelí a defenderse y alerta del riesgo de más muertes civiles

Obama, este viernes en la Casa Blanca.
Obama, este viernes en la Casa Blanca. Bloomberg

En un juego de equilibrios, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, apoyó este viernes —un día después del inicio de la ofensiva terrestre israelí sobre la Franja de Gaza— el derecho de Israel a defenderse y destacó que está tratando de minimizar las muertes de civiles, pero manifestó su “profunda” preocupación por el riesgo de que se acreciente el conflicto. El jueves el Departamento de Estado ya había defendido la operación israelí.

“[EE UU está] esperanzado de que Israel continúe gestionando este proceso en un modo que minimiza las bajas civiles”, afirmó Obama en una rueda de prensa en la Casa Blanca sobre el derribo de un avión comercial en el este de Ucrania. Pero, más adelante matizó, “Estados Unidos y nuestros aliados y amigos estamos profundamente preocupados por los riesgos de una escalada más extensa y la pérdida de más vidas inocentes”.

El presidente subrayó que “ningún país” puede aceptar ser atacado por cohetes, como los lanzados por Hamás a Israel, ni que terroristas accedan a su territorio mediante túneles. Acabar con estos túneles, dijo, es el principal objetivo de la operación terrestre israelí sobre Gaza.

“[EE UU está] esperanzado de que Israel continúe gestionando este proceso en un modo que minimiza las bajas civiles”

Barack Obama, presidente de Estados Unidos

Obama habló esta mañana por teléfono con el primer ministro, Benjamín Netanyahu, y le comunicó que su secretario de Estado, John Kerry, está preparado para viajar a Oriente Próximo para tratar de lograr un alto el fuego entre Israel y Hamás, que controla la franja de Gaza y que EE UU considera una organización terrorista.

“Todos nosotros estamos trabajando intensamente en volver al alto el fuego que fue alcanzado en noviembre de 2012”, afirmó el mandatario demócrata. El jueves pasado, en otra conversación telefónica, Obama ya le ofreció a Netanyahu volver a ese acuerdo, que fue impulsado por EE UU y Egipto tras ocho días de sangriento fuego cruzado, y también le manifestó su “preocupación” por la escalada violenta.

Washington, igual que en 2012, rechaza negociar directamente con Hamás y busca que Egipto vuelva a mediar entre Israel y la organización islamista. Sin embargo, el actual Gobierno del presidente egipcio Abdelfatá al Sisi -el militar que impulsó el golpe de Estado de hace un año que depuso al mandatario islamista Mohamed Morsi- dispone de menos influencia sobre Hamás que el de Morsi, cuya intermediación fue clave en la tregua de hace dos años.

Dos horas más tarde de las declaraciones de Obama, la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, enfatizó que el “foco inmediato” de Estados Unidos es “cómo acabar la violencia”, e insistió que Kerry seguirá contactando a los líderes de la región para sondear cómo impulsar una tregua.

En los últimos días, el secretario ha hablado por teléfono con su homólogo egipcio y podría estar preparando un inminente viaje a ese país para tratar de lograr un alto el fuego después de que a principios de esta semana fracasara una tregua entre Israel y Hamás, lo que propició la actual invasión terrestre.

La crisis en Gaza es objeto este viernes (a partir de las 15 horas de Nueva York) de una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU. En la sesión, el jefe de asuntos políticos de la ONU, Jeffrey Feltman, dijo que Israel tiene “legítimas preocupaciones de seguridad” y condenó los cohetes lanzados por Hamás, pero se declaró “alarmado por la intensa respuesta” de Israel a éstos. Por otra parte, Feltman explicó que el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, viajará el sábado a Oriente Próximo para reunirse con responsables israelíes y palestinos en un intento de frenar la escalada violenta entre Israel y Hamás.