Selecciona Edición
Iniciar sesión

Las grandes aerolíneas anulan sus vuelos con destino a Israel

La suspensión llega tras el impacto cerca del aeropuerto de Tel Aviv de un cohete

Un hombre consulta la información de los vuelos en el aeropuerto de Filadelfia (EE UU). AP

Todas las compañías aéreas estadounidenses y buena parte de las europeas han suspendido este martes todos sus vuelos a Israel. La drástica medida —la aérea es la vía más utilizada por los israelíes para entrar y salir del país— es la respuesta al impacto horas antes de un proyectil lanzado desde la Franja palestina que alcanzó una vivienda cerca del aeropuerto de Ben Gurion, en Tel Aviv.

La Administración Federal de Aviación (FAA) de Estados Unidos ha prohibido a todas las aerolíneas norteamericanas volar durante 24 horas. La decisión ha sido tomada la tarde de este martes “en respuesta” al impacto horas antes de un proyectil lanzado desde la franja palestina que ha alcanzado una vivienda cerca del aeropuerto de Ben Gurion, en Tel Aviv. La FAA considera que esto crea una “situación potencialmente peligrosa”, ha explicado la autoridad responsable de la aviación civil en EE UU. Pasadas las 24 horas que rigen desde la emisión de la prohibición de vuelos, a las 16.15 GMT del miércoles (las 18.15 hora peninsular española), la FAA “evaluará la situación”, ha indicado. Air Canada se ha sumado este martes a la iniciativa estadounidense; ha cancelado sus vuelos a Tel Aviv y ha anunciado en su cuenta de Twitter que hará un seguimiento de la situación.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha pedido este mismo martes al secretario de Estado norteamericano, John Kerry, que le ayude a revocar esta medida, según informa la agencia Reuters, citando fuentes oficiales israelíes. Kerry contestó a Netanyahu que la decisión se ha tomado por cuestiones de seguridad y con el objetivo de proteger a los viajeros.

Air France y la holandesa KLM han anulado sus vuelos de manera indefinida, y el grupo Lufthansa (que incluye GermanWings, Austrian Airlines y Swiss Air), los de las 36 horas siguientes. Brussels Airlines y Air Canada también han suprimido sus vuelos. El único vuelo de la compañía Iberia que volaba a Tel Aviv desde Madrid la noche de este martes también ha sido suspendido, según han confirmado fuentes de la compañía en torno a las 21.30 de esta noche, la misma medida que ha adoptado Vueling para sus vuelos de ida y vuelta  Barcelona-Tel Aviv, mientras que un avión de Turkish Airlines que volaba de Estambul a Tel Aviv dio media vuelta esta tarde tras decidir también la aerolínea la suspensión de todas sus operaciones durante 24 horas. Las compañías locales, como El Al, Arkia o Israel Airlines, mantienen su actividad sin problemas y tampoco se ve afectada, por ahora, la línea regular, diaria, con Jordania.

La Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA, en sus siglas en inglés) recomienda a las aerolíneas europeas que no vuelen a Israel. Un portavoz de la agencia ha afirmado en un correo electrónico a Reuters que antes del miércoles se emitirá un boletín que incluye una “fuerte recomendación” para que las aerolíneas eviten el aeropuerto de Ben Gurion.

El ministro de Transportes, Israel Katz, ha explicado a las compañías estadounidenses que "el despegue y el aterrizaje en el aeropuerto de Ben Gurion no suponen ningún problema de seguridad ni para los aparatos ni para los pasajeros", según un comunicado. "Es un lugar seguro y está completamente protegido. No hay razón alguna para que se deje de volar y se pague el precio del terror", ha añadido la nota oficial.

El golpe psicológico es importante para Israel, un país rodeado de adversarios con los que no hay comunicaciones fluidas de ningún tipo —salvo Jordania y, con límites, Egipto—, aislado geográficamente y que tiene en Europa y Estados Unidos sus principales apoyos. Va mucho más allá de lo político, se les cierra el escenario donde se hacen los negocios, la cooperación universitaria o tecnológica, y la conexión con comunidades judías potentes, como la de Holanda o EE UU.

La suspensión de vuelos llega en plena temporada alta, cuando Israel estaba recuperando su imán para el turismo, hundido en los años de Intifada. Los touroperadores confirmaron el lunes que se estaban recibiendo "importantes" cancelaciones de grupos y particulares por la tensión de la ofensiva en Gaza y los cohetes. Ahora las anulaciones pueden ser masivas y las pérdidas, millonarias.