Selecciona Edición
Iniciar sesión

Un vídeo revela la cercanía del narco con los políticos en México

Una grabación muestra al hijo del exgobernador de Michoacán en una reunión con La Tuta

Captura de pantalla del vídeo de La Tuta y Vallejo Mora

Mientras el gobernador de Michoacán, Fausto Vallejo Figueroa, firmaba con el Ejecutivo de Peña Nieto, en enero pasado, una estrategia para acabar con el crimen organizado en la entidad, el hijo del mandatario estatal negociaba con el líder del cártel los Caballeros Templarios. Así lo demuestra un vídeo difundido por la agencia de noticias mexicana Quadratín en el que se ve a Rodrigo Vallejo Mora conversando con Servando Gómez Martínez, alias La Tuta, en una fonda al pie de la carretera.

La reunión, en la que se aprecia la participación de al menos dos personas más (el que se encarga de la grabación y una mujer sentada de espaldas a la cámara) transcurre en un ambiente distendido y habría servido, según interpreta la agencia, para analizar la situación del Gobierno y encontrar nuevos mecanismos de comunicación y trabajo en el marco de la crisis provocada por las recurrentes ausencias del entonces mandatario, aquejado por una enfermedad que públicamente nunca quiso desvelar. Fausto Vallejo renunció al cargo el pasado 18 de junio alegando motivos de salud, apenas unos días después de que se difundiera una fotografía de ínfima calidad en la que ya se veía a Rodrigo con La Tuta. El entonces gobernador de Michoacán salió en un noticiero estatal a defender a su hijo, argumentando que él había sido obligado, como tantos otros, a reunirse con el líder templario. Las imágenes difundidas este lunes, sin embargo, muestran a un hombre relajado, que llama a Servando Gómez “padrote” mientras bebe una lata de cerveza.

En el vídeo de algo más de 18 minutos el hijo de Vallejo Figueroa revela al líder delincuencial que su padre habría de someterse a varios trasplantes de órganos: “Le van a cambiar el páncreas, le van a cambiar el hígado, le van a cambiar el intestino. O sea son cinco cosas, es multivisceral”.

A su vez, La Tuta comenta que un diputado federal priísta lo buscó para explorar la posibilidad de ser gobernador interino, mientras que la senadora del PAN Luisa María Calderón Hinojosa, y el actual presidente de la Junta de Coordinación Política en San Lázaro, Silvano Aureoles Conejo, del PRD, operaron, dice, en su contra.

La también excandidata a la gubernatura de Michoacán y hermana del expresidente de México Felipe Calderón (2006-2012) ha asegurado en las últimas horas que el vídeo evidencia la relación entre Rodrigo Vallejo y Servando Gómez y es la prueba más clara de que Fausto cogobernaba con el líder de Los Caballeros Templarios a través de su hijo. “La relación entre los delincuentes y el Gobierno amplió su poder, control, violencia y dominio sobre la economía y la vida en Michoacán; dañaron a los michoacanos”, aseveró. La senadora ya había hecho acusaciones en el mismo sentido en noviembre de 2013.

Por su parte, los dirigentes del PRD en la entidad exigieron a las autoridades federales proceder a la captura inmediata de Rodrigo Vallejo. "Queda comprobado que Rodrigo Vallejo Mora no sólo se reunió con Servando Gómez Martínez, alias 'La Tuta', sino que aceptó realizar favores al líder del crimen organizado y hasta comprometió poner a su disposición recursos del estado", exponen los perredistas en un comunicado. "Ante ello, la Federación está obligada a ubicar y detener al hijo de Fausto Vallejo para que aclare todos los pactos y acuerdos que hizo".

Otros personajes de la vida política michoacana que han aparecido en vídeos con La Tuta ya están en prisión. Tal es el caso del exgobernador interino Jesús Reyna García, el segundo en el Ejecutivo de Vallejo, arrestado en abril; el alcalde de Lázaro Cárdenas, Arquímedes Oseguera o el exdiputado y líder del transporte en el estado, José Trinidad Martínez Pasalagua, entre otros.

Cuando el movimiento de autodefensas –civiles armados- se alzó en la entidad para combatir los abusos de los Caballeros Templarios, una de las principales denuncias de sus líderes se refería a los nexos entre el crimen organizado y el Gobierno regional. Desde enero, el Ejecutivo federal ha desplegado un operativo de seguridad para desmantelar al crimen organizado. Tras las muertes del fundador del cártel, Nazario Moreno, alias El Chayo, y de Enrique Plancarte, La Tuta es el máximo dirigente de la banda todavía prófugo.

Más información