Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Francia anuncia la entrega de armas a los kurdos de Irak

Bruselas convoca una cumbre de ministros de Exteriores para buscar una posición común sobre Irak

Francia aprueba el envío de armas a los kurdos en Irak. Reuters Live!

Sin esperar a un posible consenso europeo, Francia anunció en la mañana del miércoles que entregará armas “en las próximas horas” a las fuerzas que combaten a los yihadistas del Estado Islámico (EI) en Irak. La víspera, los representantes permanentes de los 28 países de la UE no habían logrado acordar en Bruselas una posición común sobre el envío de ayuda militar a los kurdos iraquíes, por lo que la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, convocó ayer mismo una reunión extraordinaria de los ministros de Asuntos Exteriores de la UE para mañana —festivo en una mayoría de Estados miembros— para buscar una posición común de los Veintiocho sobre esa crisis y la de Ucrania.

Pese a que la UE reiteró el miércoles que los Estados miembros no necesitan la autorización del Ejecutivo comunitario para enviar armamento a las milicias kurdas iraquíes —siempre que sea en respuesta a una petición explícita de las autoridades de aquel país y no se incumplan las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, subrayan fuentes comunitarias— Bruselas quiere otorgar rango político a cualquier movimiento común. Suecia es el país que más se ha opuesto al envío de armas, según fuentes comunitarias que admiten la importancia de considerar la posibilidad de que estas armas caigan en manos de los milicianos del Estado Islámico

Francia

“La catastrófica situación a la que se enfrenta la población en la región del Kurdistán iraquí requiere que siga y se amplíe la movilización de la comunidad internacional” en la que “Francia aspira a desempeñar un papel activo”, indica el comunicado del Elíseo en el que ha anunciado esta mañana el envío inmediato de armas. “Para responder a las necesidades urgentes expresadas por las autoridades regionales de Kurdistán, el jefe del Estado ha decidido, en acuerdo con Bagdad, enviar armas en las próximas horas”, añade la presidencia francesa.

Francia también “reitera su apoyo al primer ministro designado, Haidar al Abadi” y recuerda la necesidad de poner rápidamente en marcha “un gobierno de unión, que represente a todas las comunidades iraquíes para luchar eficazmente contra el Estado Islámico”.

Durante el fin de semana, Hollande envió a la zona al ministro de Asuntos Exteriores, Laurent Fabius, para supervisar las primeras entregas de ayuda humanitaria francesa y comprobar las necesidades en el terreno. En su viaje de dos días, Fabius hizo escala en Bagdad y en Erbil, la capital del Kurdistán iraquí. Allí se entrevistó con el presidente Massoud Barzani, quien “insistió en la imperiosa necesidad de disponer de armamento y de municiones que le permitan luchar contra” el EI, según recalca el propio ministro en una carta abierta a la representante europea de política exterior, Catherine Ashton, a la que pedía que la UE respondiera positivamente a esa petición.

Alemania

Hasta el mediodía del martes, la posición oficial alemana era ofrecer solo ayuda humanitaria a los kurdos de Irak. Pero algo pasó porque tres ministros importantes señalaron en la tarde-noche del martes que se estaba estudiando la posibilidad de enviar equipo militar para detener a los yihadistas. La ministra de Defensa, Ursula von der Leyen, mencionó la posibilidad de enviar armamento no letal al ejército iraquí (vehículos blindados, detectores de minas, etc). Su colega de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier (SPD) fue un poco más lejos y declaró que el estaba a favor de hacer todo lo posible, desde un punto de vista político y legal para ir en ayuda de los kurdos. Traducción: enviar armas. En todo caso, según fuentes europeas citadas por Europa Press, la aportación alemana se limitaría a armas no letales, como vehículos blindados y equipos de detección de explosivos.

Sigmar Gabriel, el ministro de Economía (también SPD) y que tiene en sus manos el poder de vetar el envío de armas alemanas a zonas en conflicto, dijo que era viable y legal enviar armas al ejercito iraquí y calificó el drama que estaba viviendo la comunidad yazidíe en la región como un “genocidio”.

Otro movimiento deja entrever el cambio de postura de Alemania. Ayer, una figura destacada de la CDU —el partido mayoritario en el Ejecutivo de coalición germano— y presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo, Elmar Brok, se adhirió a las tesis francoitalianas y celebró en un comunicado un posible envío de armamento a Irak. “Especialmente Francia, Reino Unido y Alemania tienen una gran responsabilidad en este sentido”, afirmó. Informa Enrique Müller.

Reino Unido

El primer ministro británico, David Cameron, ha acortado un día sus vacaciones en Portugal y presidió este miércoles la reunión diaria del comité de emergencia Cobra para estudiar la situación en Irak. Pero los planes británicos no han cambiado: Cameron confirmó ante las cámaras que no hay planes para una intervención militar y puso la prioridad en hacer llegar ayuda humanitaria y evacuar a los yazidíes rodeados por los islamistas en el norte de Irak. Londres tampoco hará llegar armas a los combatientes kurdos, aunque ha aceptado colaborar en el transporte a los peshmerga de materiales desde Jordania “que no se pueden describir como armas”, informa Walter Oppenheimer.