Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Christine Lagarde, imputada por un caso de corrupción como ministra de Sarkozy

La justicia acusa a la actual directora gerente del FMI de negligencia en el ´caso Tapie'

Christine Lagarde, el pasado mes de julio. Andrew Harrer (Bloomberg) | REUTERS-LIVE!

La justicia francesa ha imputado por "negligencia" a la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) Christine Lagarde, de 58 años, por su participación en el llamado caso Tapie cuando era ministra de Economía de Nicolas Sarkozy. El asunto por el cual es investigada Lagarde, que ha declarado a la agencia France Presse que no piensa dimitir de su puesto, es la adjudicación en 2008 de 403 millones de euros que el gobierno de Sarkozy suscribió como reparación por las supuestas pérdidas que sufrió el empresario Bernard Tapie, amigo del entonces presidente de la República, en la venta de Adidas por parte del Crédit Lyonnais. El montante de la ayuda pública a Tapie fue decidido por una comisión de arbitraje que el juez Serge Tournaire ha calificado en el pasado de "simulacro de arbitraje".

El caso Tapie es uno de los diversos escándalos de presunta corrupción que persiguen a Nicolas Sarkozy. En el marco de las investigaciones, los jueces han imputado ya a cinco personas por presunta estafa de banda organizada. Se trata del propio Bernard Tapie, el beneficiario de la ayuda pública, su abogado Maurice Lantourne, uno de los tres jueces que intervinieron en la comisión de arbitraje, Pierre Estoup, el exdirector de gabinete de Lagarde Stéphane Richard y Jean-François Rocchi, presidente en aquel entonces del consorcio que gestionaba los fondos del Crédit Lyonnais.

Lagarde, que compareció por cuarta vez ante los jueces como testigo el martes en el marco de estas investigaciones, quedó imputada por la noche y ha declarado que, además de no dimitir de su puesto, apelará la decisión judicial. La imputación pone en una delicada situación la carrera política de Lagarde. A primera hora de la tarde, Lagarde ha declarado a la cadena de televisión BFM que regresaba inmediatamente a Washington para retomar su trabajo y que encuentra "infundada" la acusación judicial de no haber sido vigilante sobre el procedimiento de adjudicación de una ayuda pública a Tapie, añadiendo que durante tres años de investigación se había llegado a la conclusión de que ella no había cometido ninguna irregularidad.

El caso Tapie es enrevesado y lleva persiguiendo a Sarkozy y a su ministra Lagarde desde hace años. El millonario francés Bernard Tapie, una de las mayores fortunas del país, vendió en 1993 Adidas al banco semipúblico Crédit Lyonnais. Era la condición que le impuso François Miterrand para ficharle como ministro. Al poco tiempo, el banco vendió Adidas obteniendo unas importantes plusvalías, lo que llevó a Tapie a denunciar el caso y obtener, en primera instancia, una reparación de 135 millones de euros por daños más intereses. El Supremo, sin embargo, anuló esta decisión.

En 2008, su gran amigo Nicolas Sarkozy, para el cual Tapie había pedido el voto un año antes, resarció con creces al empresario de las supuestas pérdidas. Su Ministerio de Economía formó un "tribunal de arbitraje" y este decidió otorgar a Tapie 403 millones de euros por aquel litigio, lo que escandalizó a una gran parte de la ciudadanía.

En el marco de la investigación judicial, la fiscalía acusó en 2011 a Lagarde de haber elegido una mediación privada en vez de recurrir a la vía judicial, que habría dotado de mayor neutralidad al proceso. La criticó también por "conocer la parcialidad de dos de los tres árbitros" que intervinieron en la mediación y de incluir la figura del "daño moral", lo que favoreció aún más los intereses de Tapie.

Las principales etapas de la investigación judicial

  • 4 de agosto de 2011: El Tribunal de Justicia de la República, encargado de juzgar a los aforados, abre una investigación sobre Christine Lagarde, que un mes antes había sido nombrada nueva directora del FMI. Tras la petición del fiscal general del Tribunal de Casación, Jean-Louis Nadal, se investiga a Lagarde por “abuso de autoridad” en el arbitraje entre el empresario y exministro Bernard Tapie y el entonces banco público Crédit Lyonnais.
  • 20 de marzo de 2013: La brigada financiera de la policía francesa registra el domicilio parisino de Christine Lagarde en el marco del que ya se conoce como el caso Tapie. La policía encuentra una carta en la que Lagarde jura fidelidad al entonces presidente de la República, Nicolas Sarkozy. “Estoy a tu lado para servirte. Utilízame”, se lee en la misiva.
  • 23 de mayo de 2013: La Corte de Justicia de la República (CJR) interroga a Lagarde en el marco de la investigación sobre el caso Tapie. Un día antes la fiscalía la había acusado de “complicidad en falsedad de documento público y malversación de fondos públicos”.
  • 23 de mayo de 2013: Los jueces que instruyen el caso Tapie declaran a Lagarde —después de un interrogatorio de 24 horas— “testigo asistido”, una figura penal entre la imputación la simple posición de testigo. La decisión no supone su absolución definitiva y permite a sus abogados acceder al sumario.
  • 31 de enero de 2014: Los jueces vuelven a interrogar a Lagarde en el máximo secreto. Según la cadena de televisión I-Télé, que revela después de una semana después de que se produjera, Lagarde consigue evitar la imputación también en esta ocasión.
  • 19 de marzo de 2014: Christine Lagarde se enfrenta en un careo a su ex número dos en el Ministerio de Economía y consejero delegado de Orange, Stéphane Richard, que la policía detuvo el 10 de junio de 2013. La directora del FMI declina cualquier responsabilidad y lo acusa de haber ocultado la información que le hubiera podido hacer cambiar de opinión sobre el arbitraje.
  • 27 de agosto de 2014: La justicia francesa acusa a Lagarde de “negligencia”. El pasado martes el Tribunal de Justicia de la República volvió a interrogarla.