Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Isabel II pide a los escoceses que piensen “con mucho cuidado sobre el futuro”

Sondeos contradictorios a cuatro días del voto en Escocia

Alex Salmond, ayer en Glasgow.

Escocia ha llegado a los últimos días de la campaña del referéndum de independencia con sondeos contradictorios y una inesperada intervención de la reina de Inglaterra. Isabel II, que la semana pasada consideró necesario aclarar a través de sus portavoces palaciegos que no piensa intervenir en el debate del referéndum porque ella es neutral, hizo ayer un muy significativo comentario. Al salir de escuchar misa cerca de Balmoral, su residencia escocesa de verano, y a preguntas de un miembro del público, replicó: “Bueno, espero que la gente pensará con mucho cuidado acerca del futuro”.

Aunque técnicamente se puede interpretar como un comentario neutral, es muy difícil no ver en esa frase una advertencia sobre las consecuencias que podría tener la ruptura de Reino Unido. Isabel II rara vez mete la pata y no suele decir nada que no quiera decir, por lo que solo se puede pensar que se trata de una frase muy meditada.

Sus comentarios llegan en la recta final de la campaña del referéndum y con el campo independentista denunciando la intervención del Gobierno para que bancos y grandes distribuidores comerciales se pronunciaran días atrás sobre los problemas que crearía la secesión.

En una entrevista en Sunday Herald, el único diario escocés que apoya la independencia, el líder independentista Alex Salmond carga contra “el sesgo de la BBC”; se declara “sorprendido por el absoluto desbarajuste que hay en el corazón de Westminster, su absoluta falta de preparación ante el revés que han tenido en las encuestas”, y deja vivo el rumor de que el MI5 está trabajando para asegurar la derrota de los independentistas: “No tengo ni idea”, responde cuando le preguntan sobre ello.

Independentistas y unionistas llegan codo a los últimos días de campaña. A cuatro días de la votación del jueves, el sondeo de sondeos coloca al no por delante con el 51% del los votos y deja a los independentistas con el 49%. A ese dato se llega tras la publicación este fin de semana de sondeos completamente contradictorios, aunque cuatro de ellos dan el triunfo al sí por márgenes muy variables.

Solo el sondeo de ICM para The Daily Telegraph pronostica la victoria de la independencia y lo hace por un margen de ocho puntos: 54 a 46. Exactamente lo contrario que Survation, que en su sondeo para la campaña unionista Better Together pronostica que el no obtendrá el 54% y el sí se quedará en el 46%. Opinium para The Observer da el 53% al no y el 47% al sí. Y Panelbase para The Sunday Times apunta a un virtual empate: 50,6% contra la independencia y 49,4% a favor. El último sondeo de YouGov le otorga al no una sustancial ventaja de cinco puntos.