Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miles de rusos piden la paz en Ucrania

La oposición a Putin protesta por la intervención en el conflicto del país vecino

Manifestación en Moscú contra la guerra en Ucrania / Foto: Efe | Vídeo: Reuters

Miles de personas participaron este domingo en la marcha por la paz convocada por los opositores al Kremlin en Moscú, que se convirtió en un acto de solidaridad con Ucrania. La protesta, que comenzó en la plaza Pushkin y terminó en la avenida Sájarov —tradicional sede de las marchas de la oposición extraparlamentaria—, transcurrió sin incidentes. Las movilizaciones en otras ciudades rusas reunieron solo algunas decenas de personas, salvo en San Petersburgo donde varios cientos (más de mil, según algunas fuentes) salieron a protestar.

“¡No a la guerra!”, “¡Libertad a los pueblos, muerte a los imperios!”, “¡Los rusos están en contra de la guerra con Ucrania!”, “¡Fuera las manos de Ucrania!”, son algunas consignas defendidas en las pancartas de los opositores al presidente Vladímir Putin.

La marcha moscovita fue heterogénea: hubo desde extremistas anarquistas de la organización Naródnaya Vola (Voluntad Popular) a representantes de la derecha democrática, como el ex jefe del Gobierno ruso Mijaíl Kasiánov, o el antiguo vice primer ministro Borís Nemtsov. No hubo consenso sobre el número de participantes: la policía contabilizó 5.000, los organizadores diez veces más; fuentes más neutrales hablan de 10.000 o 26.000, cifra esta última de los voluntarios de Bely Shchotchik (Contador Blanco).

En Ucrania, mientras tanto, se prevén serias dificultades para cumplir con el memorando de desmilitarización firmado en Minsk el sábado. El acuerdo, cerrado tras difíciles negociaciones, estipula que las partes beligerantes sitúen 15 kilómetros más atrás su armamento pesado, formando así una franja de seguridad de 30 kilómetros. Se trata de un paso vital para estabilizar la línea del frente en las provincias de Donetsk y Lugansk. Además, el documento prohíbe los vuelos militares, aunque sí podrán sobrevolar la zona los drones de la OSCE para vigilar el cumplimiento del alto el fuego y controlar que no haya incursiones por la frontera rusa.

Sin embargo, Andréi Lisenko, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa de Ucrania, dijo que mientras no se cumpla el alto el fuego no se podrán concretar los otros puntos.

En las últimas horas, Donetsk ha sido intensamente bombardeada y los rebeldes, según Kiev, han atacado posiciones ucranias. Lisenko dijo que dos soldados habían perecido en las últimas escaramuzas, mientras que los rebeldes informaron de la muerte de un combatiente.