Selecciona Edición
Iniciar sesión

Los kurdos de Turquía se movilizan para combatir a los yihadistas en Siria

Políticos y militantes piden ayuda para combatir el avance del Estado Islámico

Militares turcos detienen a un kurdo que se manifestaba en apoyo a los kurdos sirios. AFP

Políticos y militantes kurdos turcos se han sumado a la petición de ayuda de los kurdos en Siria para combatir el avance de la milicia yihadista del Estado Islámico (EI) en la región mayoritariamente kurda del norte de Siria.

En los últimos días, el EI ha tomado 64 pueblos en la zona y está muy cerca de Ayn el Arab (Kobane, en kurdo, la tercera mayor ciudad kurda en Siria), situada justo en la frontera con Turquía. En su ofensiva, los yihadistas han mostrado que están en posesión de artillería pesada y tanques, mientras que los milicianos kurdos sirios cuentan con poco más que armas ligeras. La ofensiva yihadista ha desplazado a cerca de 100.000 personas, que han cruzado al lado turco desde el viernes, según cifras de la agencia de ayuda humanitaria del Gobierno turco.

“[Militantes del EI] están yendo a los poblados y cortando la cabeza a una o dos personas y enseñándoselas a sus habitantes”, aseguró ayer a la agencia Reuters Ibrahim Binici, diputado del pro-kurdo Partido Democrático de los Pueblos (HDP, en turco), tras visitar Ayn el Arab.

Binici pidió ayuda internacional y otros tres diputados del HDP y un miembro del consejo directivo del Congresos para una Sociedad Democrática, que reúne a toda una serie de grupos kurdos, anunciaron que iniciarán una sentada y una huelga de hambre frente a la sede de las Naciones Unidas en Ginebra, Suiza.

La milicia del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) llamó también a los jóvenes kurdos en Turquía a que crucen a Siria a combatir al EI. “El fascismo del EI debe ahogarse en la sangre que está derramando”, señaló el PKK en un comunicado. “Los jóvenes de Kurdistán del Norte [en referencia al sureste turco, de mayoría kurda] deben marchar en oleadas a Kobane”.

Aunque considerada una organización terrorista por Turquía, la Unión Europea y Estados Unidos, militantes del PKK se encuentran en el norte de Irak combatiendo al EI junto a las fuerzas kurdas iraquíes. Allí han contenido a los yihadistas, precisamente gracias a los bombardeos estadounidenses sobre posiciones del EI, que podrían extenderse a territorio sirio. “Necesitamos que aviones estadounidenses ataquen a esos bárbaros, ¿dónde está la coalición internacional?”, dijo ayer un residente de Ayn el Arab a la agencia France Presse.

En las últimas semanas, EE UU ha formado una coalición internacional contra el EI de la que Turquía forma parte. Sin embargo, hasta ahora Ankara ha limitado su papel sobre todo a cuestiones humanitarias y se ha negado a participar en operaciones militares por la existencia de un grupo de rehenes turcos en manos yihadistas. La liberación de los rehenes el pasado sábado, sobre la que el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha insistido en que no se ha pagado ningún rescate, podría conllevar cambios en el papel de Ankara en la coalición.