“La estrategia de la Unión Europea en Ucrania fue buena, pero mal ejecutada”

Cinco analistas internacionales debaten sobre la crisis en Ucrania a los seis meses del inicio de los combates

Ampliar foto
De izquierda a derecha, Andrea Rizzi, Andrey Makarychev, Kadri Liik, Andrew Wilson, Carmen Claudín y Francisco de Borja Lasheras.

Con casi seis meses de sangrientos combates a las espaldas, Ucrania sigue siendo el foco de miradas de analistas y expertos en geopolítica internacional. Este jueves, Andrey Makarychev, Kadri Liik, Andrew Wilson, Carmen Claudín y Francisco de Borja Lasheras participaron en un debate organizado por EL PAÍS sobre la crisis del país euroasiático en el CaixaForum Madrid.

Este mismo jueves, el presidente ucranio, Petró Poroshenko, presentó un plan de reformas para poder entrar en la Unión Europea (UE) en 2020. A finales de 2013 el expresidente Victor Yanukovich (cercano a Rusia) dejó plantada a la UE en la firma del acuerdo de asociación en Vilna. ¿Se ha equivocado la Unión en su estrategia en el Este? Los participantes en el debate, moderado por el redactor jefe de la sección de internacional del diario EL PAÍS, Andrea Rizzi, coinciden: "La estrategia de la UE [en Ucrania] fue buena, pero mal ejecutada", defiende Kadri Liik,  directora del programa Wider Europe del European Council on Fereign Relations (ECFR). "La Unión quería propagar sus estándares occidentales [libre comercio, democracia] que además coincidía con los deseos de la propia sociedad ucrania", añade Liik.

Pero lo anterior, según su colega Andrey Makarychev, de la Universidad de Tartu, se ha realizado en una esfera de influencia que pertenecía a lo que antes de su disolución, en 1991, fue la Unión Soviética (URSS). Asimismo, parte de Estonia, el Alto Karabaj (en el Cáucaso) y la región de Transnistria (al noreste de Moldavia) podrían sufrir un "efecto de contagio", sostiene Makarychev. "Aunque todo dependerá de Rusia".

Según coinciden los analistas, la esfera de influencia es primordial para el Gobierno de Putin, como ya demostró en verano de 2008 con la invasión de Georgia y, posteriormente, con la anexión exprés a la Federación de la península ucrania de Crimea el pasado marzo. "Putin sí tiene un plan maestro y tiene que ver con aquellas esferas de influencia", sentencia Makarychev.

La esfera de influencia que Rusia anhela, la sociedad fragmentada de Ucrania, la estrategia de Vladímir Putin y las protestas del Maidán en febrero de este año han sido los pilares fundamentales por los que los cinco expertos, invitados por el European Council of Foreign Relations (ECFR) —el think tank de José Ignacio Torreblanca—, han hecho un profundo análisis ante alrededor de 200 asistentes entre los que había representantes de la Embajada rusa y el Embajador de Ucrania, Serhii Pohoreltsev, además de otros diplomáticos de diferentes países.

Para conseguir sus objetivos, Putin ha tenido que demostrar la "futilidad" de la UE y de la OTAN tanto en materia económica como política. ¿Estáis dispuestos a luchar por un país [Ucrania] que no pertenece a la Alianza Atlántica? Esto es lo que Andrew Wilson, investigador senior del ECFR, cree que Putin, de manera implícita, le ha preguntado a Occidente.