La UE insta a los gigantes de la Red a combatir el terrorismo ‘online’

Altos cargos de Facebook, Twitter, Google y Microsoft se reúnen con los 28

La Unión Europea tratará hoy de persuadir a los gigantes de Internet para que colaboren contra la que considera su mayor amenaza: los yihadistas europeos. Los ministros de Interior de los 28 Estados miembros y la Comisión Europea mantendrán una cena restringida con representantes de las grandes compañías tecnológicas, que los radicales utilizan en buena medida para difundir mensajes y captar adeptos. Tras ese encuentro, los responsables del Interior acelerarán sus planes para luchar de manera más intensa contra este fenómeno. Las autoridades europeas estiman que más de 3.000 combatientes comunitarios han viajado a Oriente Próximo.

Los responsables de la lucha antiterrorista han llegado a la conclusión de que no se puede combatir eficazmente a los yihadistas en Europa sin contar con la colaboración de las grandes compañías de Internet. Por ese motivo, la comisaria europea del Interior, Cecilia Malmström, y la presidencia de turno italiana del Consejo Europeo —representa a los Estados miembros— han organizado por primera vez un encuentro con el sector, según confirma a este diario un portavoz del Ejecutivo comunitario. Altos cargos de Facebook, Twitter, Google y Microsoft participarán en la cena, aseguran esas fuentes.

La reunión se celebrará en Luxemburgo porque allí se verán al día siguiente los ministros del ramo para coordinar sus estrategias antiterroristas. Lo que los Veintiocho pedirán a estas compañías es que ayuden a detectar rápidamente contenidos de exaltación terrorista (por ejemplo, vídeos de yihadistas o mensajes de apoyo a estos grupos en las redes sociales). Una vez identificados, las autoridades tratarán de que exista un mecanismo de alerta común para actuar de manera inmediata.

Más allá de aislar los mensajes negativos, Bruselas intenta generar un discurso en la web que disuada a los potenciales radicales de adentrarse en ese mundo. Los participantes en la cena intercambiarán impresiones sobre cómo fomentar que esa narrativa se difunda por las redes sociales. Esa segunda vía de actuación requiere implicar a colectivos con capacidad de influencia sobre los potenciales yihadistas (por ejemplo, comunidades musulmanas interesadas en distanciarse del radicalismo).

Tras reunirse con la industria online, el coordinador europeo de la lucha antiterrorista, Gilles de Kerchove, presentará mañana jueves un documento con propuestas para acelerar los planes de los países miembros. Entre ellas figura una mayor presión de los Estados a sus europarlamentarios para que la Eurocámara desbloquee un proyecto considerado crucial para detectar a los yihadistas que viajan a Siria o Irak. Se trata del registro europeo de pasajeros, del que el Parlamento recela porque colisiona con la privacidad de los viajeros.

De Kerchove también pedirá a los ministros que exploren al máximo las vías de control de pasajeros que permite el marco Schengen de libre circulación de personas. Esta regulación impide chequeos sistemáticos, pero ofrece la posibilidad de incrementarlos en determinadas circunstancias.