Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy recalca que España ya ha hecho la reforma laboral

El presidente presumió en Milán de haber puesto en práctica impopulares medidas que ahora les piden a Francia y Alemania

Mariano Rajoy aprovechó la cumbre de Milán, centrada en el desempleo, en el que España es líder destacado entre los grandes del euro, para presumir de que él ya ha hecho las reformas que a otros como Italia y Francia se les exigen ahora, en especial la laboral. Tanto el presidente español como su ministra, Fátima Báñez, exhibieron en la cumbre esa impopular reforma y, según fuentes de la delegación, recibieron la felicitación de algunos países. “La reforma laboral ha sido la más importante de todas las que hemos hecho en España, porque ha logrado que se empiece a crear empleo. Antes necesitábamos un 3% de crecimiento del PIB para crearlo y ahora lo estamos haciendo con un 1% gracias a la reforma, y en 2015 esto mejorará aún más”.

El presidente español explicó a sus socios las medidas que está aplicando España para intentar crear empleo, como la tarifa plana de la seguridad social o la reforma de la formación profesional, y sobre todo reivindicó que, pese a las enormes cifras de paro que aún sufre el país, “tras seis años destruyendo empleo en 2014 por primera vez lo estamos creando”.

Nada más llegar a Milán, la ministra Báñez, que acudió allí en un avión de línea en clase turista —el Gobierno ha cambiado la política habitual ante los nuevos tiempos— aprovechó que estaba en Italia para exhibir “los resultados, aunque modestos”, de las reformas españolas, ya que Italia vive precisamente inmersa en la polémica sobre una reforma laboral para facilitar el despido, como hizo el Gobierno del PP en España en 2012

A Rajoy y Báñez también les ayudó llegar al día siguiente de la publicación de los datos del Fondo Monetario Internacional (FMI), que el martes empeoró las previsiones de crecimiento en 2015 de la mayoría de los países europeos pero no de España, donde marcó un 1,7%, una cifra aun así inferior al optimismo del Gobierno, que ha pronosticado un 2%.

“Ayer el Fondo Monetario Internacional volvía a resaltar que España va en la buena dirección, es el país que más va a crecer en los próximos años de la zona euro y también de los que más empleo va a crear”, aseguró Báñez. Rajoy insistió después en esa idea.

El presidente reclamó en la cumbre mayores compromisos para la financiación de los proyectos de ayuda al empleo joven, la llamada garantía juvenil, de 6.000 millones de euros. La ministra explicó que en este momento los adelantos de financiación suponen un 1,5% de los proyectos y España confía en cambiarlo para llegar “incluso al 50%”. En cualquier caso, como explicó Rajoy después, y ya anunció en la última cumbre en París, España ha decidido gastar el dinero que le corresponde, 1.887 millones de euros, antes incluso de tener la garantía de cómo le va a llegar. Después lo reclamará a Bruselas.