Europol y FBI cierran por segunda vez el eBay del mercado negro

Una operación conjunta llevada a cabo por Europol (policía europea) y el FBI (Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos), ha desembocado en el cierre del portal Silk Road 2 (Ruta de la Seda 2), un mercado oscuro dedicado a la compraventa de drogas y otros productos ilegales en Internet. Organizado como un bazar desde la denominada "zona profunda" de la Red, es difícil de encontrar con métodos de búsqueda tradicionales y es considerada delictiva por las autoridades. Junto con Silk Road 2 han caído otros 400 sitios web repartidos en 16 países, entre ellos España. Ha habido, además, 17 arrestos. El nombre más notorio es Blake Benthall, ciudadano estadounidense de 26 años y supuesto responsable del entramado. Entre los bienes requisados hay Bitcoins, la moneda digital o criptodivisa, por valor de un millón de dólares. Drogas, oro, plata y 180.000 euros en efectivo fueron asimismo incautados.

Según Europol y el FBI, Silk Road 2 es un nicho para grupos extremistas, el tráfico de armas y la pornografía infantil. Su antecesora, también llamada Silk Road, fue cerrada el año pasado. Su responsable, el estadounidense Ross Ulbricht, será juzgado en 2015 por blanqueo de dinero, entre otros cargos. Blake Benthall ha caído ahora al haber recuperado el cibersitio añadiendo solo el número 2 al original, como en las sagas cinematográficas. El Departamento de Justicia de EE UU calcula que, en su segunda aparición, generaba ventas por valor de unos 8 millones de dólares mensuales y contaba con 150.000 usuarios.

La colaboración entre Europol y el FBI ha permitido localizar el domicilio real de los responsables de las redes oscuras canceladas. Un hecho calificado de esencial por Troels Oerting, jefe del centro dedicado a combatir el llamado cibercrimen desde Europol. “No solo hemos arrancado estos servicios ilegales de Internet. Hemos llegado hasta las profundidades, allí donde los delincuentes se sentían a salvo”, ha dicho este viernes, al anunciar la operación.

El trabajo de los especialistas ha consistido en utilizar Tor, una red de comunicaciones en Internet cifrada (o encriptada) que preserva el anonimato en la Red (la etiqueta numérica que identifica la dirección de IP). En inglés, Tor es el acrónimo de The Onion Route (El camino de la cebolla), y utiliza la imagen de las capas de una cebolla, es decir, que toma los datos que entran y salen a través de una conexión a Internet y los hace pasar a través de un circuito de servidores repartidos por todo el mundo. Eso consigue que el tráfico se vuelva totalmente anónimo, es decir, la ocultación en la Red. Creado y utilizado por el Gobierno de Estados Unidos (Laboratorio de Investigación Naval) permite el desvío legal de las actividades del usuario en Internet. Las redes criminales, sin embargo, han aprovechado las ventajas de esconderse en las capas mas profundas de la Red para traficar sin ser molestados. Los países europeos donde se han producido las detenciones son Bulgaria, República Checa, Finlandia, Francia, Alemania, Hungría, Irlanda, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Holanda, Rumanía, España, Suecia, Suiza y Reino Unido.