Santos suspende el diálogo con las FARC por el rapto de un general

La guerrilla secuestra a un alto mando en una zona selvática de Colombia. El presidente afirma que si no lo liberan la mesa de negociación de paz en Cuba no proseguirá

 Reuters Live!

Pocas horas después del secuestro del general Rubén Darío Alzate y de dos acompañantes -un cabo y una abogada castrense- en una zona selvática de departamento del Chocó, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha suspendido de manera unilateral las negociaciones de paz que mantienen desde hace casi dos años el Gobierno y la guerrilla de las FARC en La Habana, y ha exigido la liberación inmediata de los raptados: "Se suspende esta negociación hasta tanto no se aclare y se liberen estas personas. De manera que mañana no viajan los negociadores a La Habana".

El mandatario colombiano, que se reunió con la cúpula militar el domingo por la noche en el ministerio de la Defensa, anunció que los delegados del gobierno no viajarán a La Habana como lo tenían planeado hacer este lunes.

El general ha sido secuestrado en un caserío conocido como Las Mercedes. El ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, ha dicho que todos los indicios apuntan a la guerrilla: "De acuerdo a la información de inteligencia que se tiene, a las operaciones que se venían adelantando en una zona cercana y al relato que hace quien estuvo en el lugar de los hechos y que logró evitar también su secuestro, se estima que los secuestradores son miembros del frente 34 de las Farc, de una de las comisiones que delinque en esa zona".

Alzate desapareció durante una inspección de obras de un proyecto energético que realiza el ejército colombiano en esa zona del país. Según diarios locales, que tuvieron acceso a un informe militar, el general se desplazaba en un bote por el río Atrato y decidió parar en Las Mercedes, un sitio con alta presencia guerrillera a escasos 20 minutos de Quibdó, la capital del departamento, a pesar de que fue advertido de no hacerlo.

“Cuando estaban ya en el interior de la comunidad, los militares y la abogada fueron sorprendidos por guerrilleros del Frente 34 de las FARC, los cuales salieron de las casas y tomaron inmediatamente como rehén al general, a pesar de que vestía de civil”, dice El Espectador en su edición digital citando fuentes militares.

La persona que al parecer dio la noticia de la retención sería el soldado que conducía el bote en el que se desplazaba el general Alzate y su comitiva. “Mindefensa y Cdte Gral: quiero que me expliquen por qué BG Alzate rompió todos los protocolos de seguridad y estaba de civil en zona roja”, escribió Santos en la red social, pidiendo cuentas a la cúpula militar.

Este secuestro se ha dado dos días después de que las FARC reconocieran que tienen en su poder a dos soldados que cayeron en sus manos en medio de combates ocurridos el pasado 9 de noviembre. La guerrilla, que considera a estos soldados “prisioneros de guerra”, sostiene que no se ha violado la orden dada por su cúpula en enero de 2012 de no volver a secuestrar con fines extorsivos.

La Fuerza de Tarea Titán, que comanda Alzate, fue creada a comienzos de año y cuenta con cerca de 2.500 uniformados, que tienen como misión combatir a dos frentes de las FARC (34 y 57) y al frente de guerra occidental del ELN, que son los que hacen presencia en el Chocó.

La suspensión provisional del diálogo se da a solo dos días de que se cumplan los dos años de haber iniciado el proceso de paz con la guerrilla, en el que una de las reglas de la negociación ha sido que, pese a que en La Habana se dialoga, en Colombia no hay una tregua formal.

Más información