Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Peña Nieto tiene un patrimonio superior a los tres millones de dólares

El presidente de México hace pública su declaración para disipar sombras tras el caso de la casa de su esposa, cuya riqueza es tres veces mayor

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, y su esposa, Angélica Rivera. EFE

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, ha decidido disipar las sombras sobre el patrimonio familiar a golpe de transparencia. Después de que el miércoles la primera dama hiciera públicos los pormenores de la compra de la casa que tantos dolores de cabeza le está causando, ayer le llegó el turno al propio mandatario, quien divulgó una detallada declaración patrimonial, incluyendo el monto de sus posesiones. “Como presidente de la República valoro más la confianza de los mexicanos que el derecho a la confidencialidad”, afirmó.

Los documentos aportados por Peña Nieto y difundidos vía internet por la Secretaría de la Función Pública revelan que tiene cuatro casas, un piso y cuatro terrenos (dos rústicos), por valor de 1.575.000 dólares. Sus ingresos netos como presidente ascienden a 212.000 dólares al año, a los que se añaden 15.600 dólares por “actividad financiera” y 18.000 por “otros”. En inversiones posee prácticamente un 1.250.000 dólares, y en arte, joyas y muebles otro medio millón.

Su patrimonio, por encima de los tres millones de dólares, no se ha modificado desde su entrada en la presidencia y es tres veces inferior al de su esposa, Angélica Rivera, una conocida actriz de telenovelas que alcanzó su cénit con el papel de La Gaviota. De la declaración, se desprende que el presidente de México carece de coche propio. Él y su esposa tienen separación de bienes.

Los datos ofrecidos por Peña Nieto constituyen una actualización de la declaración de bienes que hizo pública a principios de su mandato. Su objetivo es atajar el aluvión de criticas recibidas por la compra, por parte de Angélica Rivera, de una propiedad a una constructora con cuantiosos contratos con la Administración. El escándalo suscitado ha llevado a la esposa del presidente no sólo a hacer una aparición pública para explicar los detalles de la adquisición, sino a anunciar su puesta en venta.

Más información