Selecciona Edición
Iniciar sesión

El Papa sobre los abusos de Granada: “La verdad no se puede esconder”

Jorge Mario Bergoglio cuenta cómo alentó a iniciar la investigación sobre los curas

Aunque no estaba previsto hablar de asuntos distintos a los de su viaje a Estrasburgo, el papa Francisco ha aceptado durante su vuelo de regreso a Roma una pregunta sobre la investigación que se sigue en Granada contra varios sacerdotes acusados de abusos sexuales. Jorge Mario Bergoglio confirmó que fue él mismo quien, tras recibir la carta de un joven de 24 años en la que relataba haber sido objeto de abusos continuados cuando era menor de edad, puso en marcha la investigación.

“Recibí la carta”, explicó el Papa, “la leí, llamé a la persona y le dije: mañana ve a ver al obispo. Le escribí al obispo para que empezara el trabajo, para que hiciera la investigación y fuese adelante”. Bergoglio, que nada más ser elegido Papa secundó con beligerancia la decisión de Benedicto XVI de poner fin a cierta condescendencia de la Iglesia frente a la pederastia, admitió que el asunto de Granada le está causando un gran quebranto: “¿Cómo lo estoy viviendo? Con gran dolor, con grandísimo dolor. Pero la verdad es la verdad y no debemos esconderla”.

El caso ha dado este martes un paso adelante con la presentación, por parte de un testigo de los supuestos abusos sexuales contra menores de una nueva denuncia, presentada la tarde del lunes en el juzgado de guardia. Será el juzgado instructor el que decida si se incorporará a la causa y la investigación de las nuevas consideraciones incluidas en esta denuncia.

Mientras, los cuatro detenidos —tres curas y un seglar— permanecen en la Jefatura Superior de Policía de Andalucía Oriental, donde han pasado la noche, y antes de pasar a disposición judicial.

Más información