Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El grupo somalí radical Al Shabab asesina a 36 trabajadores en Kenia

Al Shabab amenaza con más ataques como represalia por las tropas kenianas en Somalia

Madrid / Nairobi / Mogadiscio
Foto: AFP | Vídeo: ATLAS

Al menos 36 trabajadores de una cantera han sido asesinados este martes en un ataque nocturno ejecutado por milicianos de la secta islamista somalí Al Shabab en el área keniana de Koromei, ubicada en el condado de Mandera. Un portavoz del grupo terrorista, el jeque Ali Mohamud Rage, ha asumido la responsabilidad del ataque, según un comunicado recogido por la agencia de noticias France Presse. Horas después, el presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, ha anunciado en declaraciones televisadas que "intensificará la guerra contra el terrorismo". "Esta es una guerra y una guerra que tenemos que ganar juntos", ha insistido Kenyatta, que ha revelado que ha sustituido al ministro de Interior, Joseph Ole Lenku, y aceptado "una solicitud de jubilación" del inspector general de la Policía keniana, David Kimaiyo.

Mientras que el grupo terrorista habla de 40 "cruzados" asesinados el Gobierno keniano confirmó la muerte de 36 personas. El ataque ocurrió sobre las 23 horas del martes, según la agencia Reuters. "La milicia separó a los musulmanes. Ordenó a los no musulmanes a postrarse y les dispararon en la cabeza a quemarropa", aseguró un residente de una localidad vecina a Reuters. Un testigo declaró a esta agencia que la mayoría de las víctimas recibieron disparos en la cabeza y al menos dos víctimas fueron decapitadas.

Al Shabab ha amenazado en varias ocasiones con continuar sus ataques contra Kenia si este país no retira a sus militares de Somalia. Kenia ha sido objeto de atentados terroristas desde que, en octubre de 2011, su Ejército entrara en Somalia debido a una oleada de secuestros en suelo keniano que atribuyó a la milicia somalí. Actualmente las tropas kenianas han sido absorbidas dentro de la misión de paz de la Unión Africana en Somalia (AMISOM).

El ataque ha tenido lugar apenas unas horas después de que al menos una persona muriera en un tiroteo registrado tras una cadena de explosiones en la ciudad de Wajir, ubicada en el norte del país y cerca de la frontera con Somalia, señala la agencia Reuters.

El grupo, vinculado a la organización terrorista Al Qaeda, asesinó la semana pasada a 28 personas no musulmanas en la localidad de Mandera tras pasar un autobús y obligar a los pasajeros a recitar versos del Corán antes de matar posteriormente a los que no los conocían. La milicia reivindicó el atentado como respuesta a las redadas de la Policía en la ciudad keniana de Mombasa. En estas operaciones, efectuadas en varias mezquitas de la ciudad costera, murió una persona y más de 400 más fueron detenidas.

Al Shabab, que en 2012 anunció su adhesión formal a la red terrorista Al Qaeda, controla amplias zonas del centro y el sur del Somalia, donde el frágil Gobierno somalí todavía no ha logrado imponer su autoridad. El grupo terrorista se ha atribuido numerosos atentados en los últimos años, incluido el ataque en 2013 contra un centro comercial en Nairobi (Kenia) que dejó más de 70 muertos. En septiembre, el Pentágono confirmó la muerte del líder Ahmed Godane tras una operación estadounidense con aviones tripulados y drones en el centro-sur de Somalia.

Somalia vive en un estado de inseguridad desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barré, lo que dejó al país sin un Gobierno medianamente efectivo y en manos de milicias radicales islámicas, señores de la guerra y bandas de delincuentes armados.

Más información