Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Nueva Delhi prohíbe la aplicación Uber tras un caso de violación

El servicio online, que pone en contacto a pasajeros y conductores privados, no podrá operar

Nueva Delhi prohíbe la aplicación Uber tras un caso de violación AFP / Atlas

Las autoridades indias han prohibido a la aplicación online Uber, que pone en contacto a pasajeros y conductores de vehículos privados, operar en Nueva Delhi después de un caso de violación. El viernes, una mujer de 25 años fue supuestamente violada por el conductor del coche que había solicitado a través de la aplicación móvil. El sospechoso fue detenido el domingo en una ciudad del estado de Uttar Pradesh, a 150 kilómetros al sur de la capital, después de buscarlo durante todo el fin de semana. Según los medios indios se trata de un hombre de 32 años que ya había sido acusado de violación en 2011, pero que finalmente fue absuelto.

El departamento de transportes de la capital ha prohibido “todas las actividades del servicio de transporte Uber.com con efecto inmediato”. La compañía, dijo un comunicado de las autoridades de la capital, no podrá ofrecer transporte en el futuro. Esta prohibición da otro golpe a la reputación de la compañía de San Francisco, que conecta a pasajeros y conductores en ciudades de 45 países, que ya se ha enfrentado a duras acusaciones de intrusismo por parte de los taxistas. Ahora, la empresa ve también que se pone en tela de juicio la seguridad del servicio.

Las autoridades policiales han criticado la actitud de Uber, que según dijo un responsable policial no había solicitado ninguna información sobre el pasado del conductor. Las primeras investigaciones mostraron, además, que el vehículo no tenía instalado GPS. “Las primeras verificaciones muestran lagunas en la sociedad privada de transporte, que no ha instalado GPS en sus vehículos y que no somete a ningún control a sus conductores”, criticó Deepak Mishra, responsable de la policía de Delhi, a la agencia France Presse.

Mientras, Uber asegura haber respetado toda la regulación en vigor en la capital india. Un comunicado firmado por su director general, Travis Kalanich, argumenta que la verificación de posibles antecedentes de los conductores “no figura en los programas de transporte comercial acordado”. “Lo que ha pasado durante el fin de semana en Nueva Delhi es horrible. Apoyamos a la víctima de este crimen”, añadió.

Más información