Selecciona Edición
Iniciar sesión

Un buque del CSIC rescata a 194 inmigrantes en el Mediterráneo

El oceanográfico Santiago de Gamboa regresaba de una campaña en el Mar Negro y fue alertado por las autoridades italianas

La barcaza con inmigrantes rescatada en el Mediterráneo. CSIC

El buque oceanográfico Sarmiento de Gamboa, perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha rescatado en la tarde de este martes a 194 refugiados sirios que se encontraban a bordo de una barcaza a la deriva en el Mediterráneo, en aguas entre Sicilia y Grecia, según ha confirmado el coordinador del CSIC en Roma, Fernando García Sanz.

El Sarmiento de Gamboa, que se dirigía a su base en Vigo después de una campaña en el mar Negro, recibió la petición de auxilio de parte de las autoridades italianas y enseguida se dirigió a la zona del naufragio. Allí se encontró con una fragata islandesa que, a su vez, se hizo cargo del salvamento de otras 214 personas que también se encontraban en la barcaza. Una vez realizado el trasbordo, el buque del CSIC navega en estos momentos rumbo al puerto de Augusta (Sicilia), distante unas 10 horas de navegación, con los inmigrantes a bordo.

"Más de la mitad, mujeres y niños"

J. J. GÁLVEZ | ALBA CASAS

 El Sarmiento de Gamboa recibió el aviso cuando se hallaba a 30 millas del punto donde localizaron finalmente la barcaza. "Más de la mitad de los rescatados que subieron a bordo son mujeres y niños. También hay personas mayores que presentaban dificultades de movilidad", ha relatado la capitán Campos, en conversación con EL PAÍS. Los refugiados se encuentran en aparente buen estado de salud: "Los han atendido los médicos de la guardia islandesa y nos han informado de que no presentan síntomas de enfermedad ni fiebre".

"Hemos procurado no separar a las familias", ha detallado la máxima autoridad del buque del CSIC, de 38 años y natural de Ourense, quien ha añadido que prevén remolcar la barcaza hasta el puerto de Augusta "si las condiciones meteorológicas lo permiten". Los inmigrantes se habían quedado sin gasolina durante el trayecto, según ha relatado la capitán. Tras su rescate, se han repartido por distintas cubiertas que se encontraban libres y laboratorios del buque. "Les hemos dado mantas, comida y bebida". Campos fue la primera mujer capitán de la Marina Mercante en Galicia. Estudió en la Escuela de Marina Civil de A Coruña y, en 1999, empezó a trabajar como tercera oficial para la compañía petrolífera C.L.H. Estuvo en este sector hasta que la nombraron, en 2008, primera oficial en el Sarmiento de Gamboa del CSIC. El pasado mayo, fue nombrada capitán de este buque oceanográfico, con una eslora total de 70 metros y una autonomía de 40 días.

El Sarmiento de Gamboa acabó su campaña en el mar Negro el pasado 5 de diciembre, cuando partió del puerto de Constanza (Rumanía) de regreso a España. "Habíamos rebasado ya el sur de Grecia cuando recibimos el aviso de la Guardia Costera de Islandia —que se encuentra en la zona haciendo trabajos de control de inmigración—", ha comentado este viernes la responsable del barco.

Según el relato de la capitán del buque español, María Ángeles Campos, una vez recibido el aviso se dirigieron al punto señalado, a tres horas de navegación. Nada más llegar, y siguiendo las instrucciones de una patrullera de la Guardia Costera de Islandia, subieron a los casi dos centenares de personas a bordo: entre ellas, 61 niños y 54 mujeres. Según los testimonios de los rescatados, llevaban unos 10 días en el mar, seis de ellos a la deriva, y habían pagado a los traficantes unos 6.000 euros cada uno para que los llevaran a las costas de Italia.

El rescate se produce en un momento especialmente delicado para las operaciones de salvamento en el Mediterráneo. Hace un año y dos meses, los dos naufragios sucesivos frente a la isla de Lampedusa y la falta de respuesta de las autoridades europeas llevaron al Gobierno de Italia, presidido en aquel momento por Enrico Letta, a implicar a la Marina Militar en una operación, bautizada Mare Nostrum, para evitar en lo posible que se repitieran desgracias como aquella.

Durante este año, la operación Mare Nostrum ha logrado rescatar del mar a 150.000 personas y detener a 330 traficantes. Una gran tragedia que se ha evitado gracias a una inversión mensual de nueve millones de euros y a la implicación de las autoridades italianas. Pero ahora, la Unión Europa (UE), que hasta el momento solo había tenido una aproximación teórica al problema, ha puesto por fin en marcha un dispositivo propio de salvamento llamado Tritón. La cuestión que preocupa es que Tritón solo tiene un presupuesto de 2,9 millones de euros y, sobre todo, sus buques no tienen ni la autorización para acercarse a las costas de Libia ni tampoco la envergadura necesaria para salvamentos masivos. En esta ocasión, la presencia casual en la zona del buque oceanográfico español Sarmiento de Gamboa y de la fragata islandesa han evitado otra gran tragedia.

Más información