Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Pakistán reactiva la pena de muerte por casos de terrorismo

El Gobierno de Nawaz Sharif se reúne este miércoles con los principales partidos políticos

Entierro de dos de los niños asesinados en la masacre. Atlas / Reuters

El primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, decidió este miércoles retirar la moratoria sobre la aplicación de la pena de muerte en el país en "casos relacionados con el terrorismo", un día después del atentado talibán que acabó con la vida de 141 personas en una escuela de Peshawar, de las cuales 132 eran estudiantes, ha informado un portavoz del Gobierno, Mohiuddin Wani.

La moratoria de ejecuciones fue impuesta en 2008 por el expresidente Asif Ali Zardari y fue renovada temporalmente por el Ejecutivo de Sharif el año pasado. A pesar de que los tribunales siguen decretando la pena de muerte, solo una persona ha sido ejecutada desde entonces (un soldado, en cumplimiento de un fallo de un tribunal militar en 2012). La organización en defensa de los derechos humanos Amnistía Internacional calcula que hay más de 8.000 reos en el corredor de la muerte.

El jefe del Ejército paquistaní, Raheel Sharif, llegó a la capital de la vecina Afganistán para hablar con líderes afganos sobre cómo coordinar operaciones contra los militantes talibanes que operan en las porosas zonas fronterizas. Este miércoles el alcade de la localidad afgana de Sherzas, ubicada en la provincia oriental de Nangarghar, anunció que al menos once milicianos, entre ellos cuatro miembros de los talibanes paquistaníes, murieron el martes por un bombardeo de un avión no tripulado estadounidense.

Tanto la rama afgana como la paquistaní de los talibanes mantienen una insurgencia en busca de instaurar la ley islámica en sus respectivos territorios. Sin embargo, el portavoz talibán afgano, Zabihullah Mujahid, condenó el ataque a la escuela en Peshawar y afirmó que su organización "siempre" ha condenado la violencia contra niños: " El Estado Islámico de Afganistán expresa su tristeza por el incidente y ofrece sus condolencias a las familias de los niños asesinados La matanza intencionada de personas inocentes, mujeres y niños, va contra los principios de islam y estos principios deben ser considerados y tenidos en cuenta por cada musulmán", reza el comunicado.

Vigilias, rezos y funerales

Pakistán amaneció este miércoles con banderas a media asta, colegios cerrados y el inicio de los funerales, tras la masacre talibán en una escuela de Peshawar (noroeste). Vigilias con velas y rezos en mezquitas en honor a los fallecidos se sucedieron a lo largo de la noche del martes en diferentes ciudades paquistaníes, mientras que en Peshawar comenzaron los ritos funerarios que se llevarán a cabo de forma conjunta entre fuertes medidas de seguridad.

En esta misma ciudad, el Gobierno se reúne este miércoles con los principales partidos políticos para discutir la situación tras el ataque, que el primer ministro calificó de 'tragedia nacional', tras declarar tres días de luto. El líder del opositor Pakistan Tehreek-e-Insaf (PTI), Imran Khan, que ha encabezado las protestas y movilizaciones en las calles contra el Gobierno, también estará presente en ese encuentro.

Varios milicianos talibán asaltaron el martes la Escuela Pública del Ejército en Peshawar y acabaron con la vida de 132 estudiantes y nueve profesores antes de morir abatidos a tiros por las fuerzas de seguridad paquistaníes. Fuentes médicas del hospital Lady Reading han informado al diario local Dawn que tres empleados de la escuela han sucumbido este miércoles a las heridas sufridas en el ataque, lo que eleva el balance a 144 víctimas mortales. El principal grupo talibán paquistaní ha reivindicado la autoría del ataque, uno de los más graves cometidos en los últimos años, y lo ha justificado como represalia por las operaciones de las Fuerzas Armadas contra sus milicianos y sus "familias" en las zonas tribales fronterizas con Afganistán.