Obama: “El aislamiento no ha funcionado”

Washington reanudará las relaciones diplomáticas e incrementará el apoyo a los emprendedores de la isla caribeña

Obama, durante su comparecencia. REUTERS / REUTERS-LIVE!

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, admitió este miércoles que el “aislamiento no ha funcionado” en mejorar la situación del pueblo cubano tras más de 50 años de embargo comercial y sin relaciones diplomáticas entre Washington y La Habana.

En una comparecencia en la Casa Blanca, el presidente señaló que el objetivo es “poner el interés del pueblo de ambos países en el corazón de nuestras políticas” pese a que Washington y La Habana mantengan diferencias de calado en asuntos políticos. Obama busca lograrlo por medio de un paquete de medidas flexibilizadoras con relación a Cuba.

El presidente reconoció que no se producirá una “transformación de la sociedad cubana de la noche a la mañana”, pero se declaró convencido de que el acercamiento es la política adecuada para conseguir ese fin. Su Gobierno tiene previsto desarrollar las medidas flexibilizadoras lo antes posible por medio de enmiendas y cambios legales que no requieren de la aprobación del Congreso, como sí lo hace el fin del embargo. Estas son algunas de las medidas más destacadas anunciadas:

  • Obama ha instruido al secretario de Estado, John Kerry, a que inicie inmediatamente conversaciones con Cuba para restablecer relaciones diplomáticas con la isla caribeña. Las relaciones se rompieron en enero de 1961 tras la expropiación de bienes estadounidenses por parte del Gobierno revolucionario de Fidel Castro.
  • Como parte de este giro diplomático, EE UU reabrirá en los próximos meses su Embajada en La Habana y se llevarán a cabo visitas de alto nivel entre ambos gobiernos. En paralelo, EE UU iniciará los trámites para sacar a Cuba de su lista de países patrocinadores de terrorismo.
  • Estados Unidos facilitará los viajes a Cuba dentro de las 12 categorías actuales permitidas por ley. Por ejemplo, en viajes familiares, empresariales, periodísticos, educativos o religiosos. La Casa Blanca considera que estos cambios “facilitan” que los estadounidenses apoyen al creciente grupo de emprendedores cubanos.
  • EE UU ampliará de 500 dólares a 2.000 el límite cuatrimestral de remesas que se pueden enviar a ciudadanos cubanos, con la excepción de determinados funcionarios del Gobierno cubano o el Partido Comunista.
  • Se incrementarán el número de bienes y servicios que se pueden vender y exportar a Cuba. Por ejemplo, materiales de construcción de residencias, equipamiento agrícola para pequeños granjeros, y aparatos tecnológicos que mejoren el sistema de telecomunicaciones y de Internet en Cuba.
  • Los viajeros estadounidenses serán autorizados a importar bienes de Cuba por valor de 400 dólares, de los cuales no más de 100 dólares combinados en tabaco y alcohol.
  • Instituciones estadounidenses podrán abrir cuentas financieras en Cuba para facilitar el procesamiento de transacciones autorizadas. Los viajeros a Cuba podrán usar tarjetas de crédito y débito estadounidenses.
  • Entidades estadounidenses en un tercer país -es decir fuera de EE UU o Cuba- recibirán licencias para proveer servicios y efectuar transacciones financieras con individuos cubanos en terceros países. También se desbloquearán las cuentas de ciudadanos cubanos en bancos de EE UU que se habían trasladado fuera de Cuba.

Más información