Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Los inversores apuestan por empresas con lazos económicos con Cuba

El mercado empieza a pensar en las nuevas oportunidades de negocio que se abren en esta etapa y hacen sus apuestas de futuro

Los inversores apuestan por empresas con lazos económicos con Cuba Atlas

La posibilidad del fin del embargo a Cuba provocó ayer una cierta euforia entre los inversores internacionales. El mercado empieza a pensar en las nuevas oportunidades de negocio que se abren en esta etapa y hacen sus apuestas de futuro. Los primeros valores beneficiados, las empresas que ya tienen lazos económicos establecidos con la isla. La aerolínea panameña Copa subía ayer un 4,7%. La cadena hotelera española Meliá lo hacía un 5,6% y las acciones de la productora de níquel Sherrit International subían un 23% en la bolsa de Toronto.

En los últimos años, bajo el Gobierno de Raúl Castro, Cuba ha intentado abrir su economía a la inversión extranjera y la actividad privada, con escasos avances. Los problemas económicos de sus principales patrocinadores —primero Rusia, hasta el fin de la Unión Soviética, y luego Venezuela, desde el mandato de Hugo Chávez— ha agravado la situación de la economía en los últimos meses y en julio el Gobierno revisaba sus previsiones de crecimiento para este ejercicio a apenas el 1,4%.

De hecho, la agencia de calificación Moody's rebajó en abril la calificación de la economía cubana ante las perspectivas del, a su juicio, más que seguro colapso de Venezuela, que supone el 20% del PIB de la isla. "Cuba depende mayoritariamente de Venezuela para el suministro de petróleo, que es importado en términos muy favorables a través de Petrocaribe", señalaba la calificadora. Son, en total unos 6.000 barriles de crudo diarios, calcula Moody's, a cambio de enviar unos 40.000 médicos a Caracas. En una nota más reciente, Moody's advertía del freno en el impulso reformista del Gobierno de La Habana en los últimos meses.

En todo caso, las estadísticas en Cuba no están muy actualizadas "y no hay datos realmente fiables", recalcan fuentes financieras. Las últimas cifras del Banco Mundial, correspondientes a 2011, sitúan el PIB de Cuba en 68.000 millones de dólares, "aproximadamente lo que producía por aquel entonces Estados Unidos en apenas un día y medio", señala la agencia Bloomberg. En 1958, la renta per cápita cubana era superior a la española y hoy se sitúa levemente por encima de los 6.000 dólares, frente a los más de 29.000 dólares de España.

El grueso de la actividad económica en Cuba gira en torno a los servicios, básicamente el turismo, que suponen el 74% del PIB, según datos del Banco Mundial. La obsoleta tecnología ha acabado por arruinar las posibilidades de la agricultura, que en el pasado era su punto fuerte y le permitía ser el principal exportador de azúcar a Estados Unidos. Hoy la agricultura apenas representa el 5% del PIB.

Más información