Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

“No creo que mi hermano sea el espía”

La hermana Rolando Sarraff Trujillo, señalado como agente de EEUU, vive en Cuenca

Vilma Sarraff Trujillo, hermana de Rolando, en una captura de una entrevista a Martí TV.
Vilma Sarraff Trujillo, hermana de Rolando, en una captura de una entrevista a Martí TV.

El acercamiento Washington - La Habana tiene parada en Cuenca. El misterioso espía canjeado el miércoles junto al contratista Alan Gross por tres agentes cubanos sigue siendo oficialmente anónimo, pero Newsweek y The New York Times apuntan a que es Rolando, Roly, Sarraff Trujillo, un criptógrafo de 51 años que trabajó para la Dirección de Inteligencia de Cuba, y que el régimen encarceló en 1995 por pasar información a la CIA. Su hermana Vilma vive en un pueblo de Cuenca y niega que Roly sea el "hombre clave" del que habló Obama en su discurso refiriéndose a él como "uno de los activos de inteligencia más importantes que Estados Unidos ha tenido jamás en Cuba". "Es todo una mera especulación mediática", asegura Vilma por teléfono. La mujer lleva 20 años defendiendo la inocencia de su hermano.

En la izquierda, Sarraff con 32 años, fecha en la que fue encarcelado, y en la derecha, en una imágen sin datar cedida por la familia Sarraff.
En la izquierda, Sarraff con 32 años, fecha en la que fue encarcelado, y en la derecha, en una imágen sin datar cedida por la familia Sarraff.

La familia Sarraff Trujillo (además de esta hermana de Cuenca, tiene otra que vive en Mallorca, y sus padres en La Habana) asegura a través de Vilma: "Nosotros lo único que sabemos es que Roly lleva 20 años preso y ha pasado 18 en aislamiento, en lo que ha sido una violación constante de sus derechos humanos... ". Su familia siempre ha denunciado que su encarcelamiento fue "una farsa" y lleva dos décadas intentando hacerse oír. "Durante todos esos años, nadie en España me ha hecho caso... Es increíble que solo ahora los medios mostréis tanto interés", dice.

"No sabemos nada, no tenemos ninguna información oficial, todo lo que se está publicando son especulaciones", repite Vilma, que nunca pensó que su hermano fuese el "topo" anónimo, sino quizás, uno de los 53 disidentes cubanos que Cuba también prometió liberar dentro de las negociaciones del canje. De esa esperanzadora noticia se enteró por el telediario de Antena 3 del mediodía del miércoles. "Dios quiera que esté entre esas 53 personas", dice. Enseguida llamó a sus padres a Cuba, que no sabían nada, pero andaban preocupados, ya que Rolando hablaba con ellos a diario y llevaba dos días (martes y miércoles) sin llamar. "El lunes fueron a verlo a la prisión y no les dijo nada", cuenta Vilma. "Tenemos esperanza, pero también estamos preocupados", afirma. "¿Dónde está mi hermano?", repite.

En la cárcel de Villa Marista, a las afueras de La Habana, solo informaron a sus padres de que había sido trasladado en la madrugada del martes al miércoles. Ni a dónde, ni por qué. "Con el mismo hermetismo, secretismo y silencio con el que actúa siempre la dictadura cubana", dice Vilma. "Si ha sido liberado y está bien, lo primero que haría sería llamar a sus padres, a los que idolatra".

Obra de Rolando 'Roly' Sarraff. ampliar foto
Obra de Rolando 'Roly' Sarraff.

¿Sabía o sospechaba la familia que Roly podía haber colaborado con Estados Unidos? Vilma es tajante: "Eso es pura especulación, lo diga el New York Times, o el Sursuncorda. ¿Cómo se puede publicar que mi hermanos mintió a su familia?". "Yo hasta que él no aparezca y me abrace, y con su voz dulce y sus ojos como el mar –los ojos más limpios que hay– me diga que eso es cierto, yo solo sé lo que sé". Hasta entonces, considera la identificación de su hermano como "el hombre clave" del que habló Obama como "una falsedad que da alas al Gobierno Cubano, el mismo que ha tratado a Roly durante décadas como a un asesino". ¿Y si su hermano lo admitiese? "Eso es puro morbo, pero por supuesto que siempre me voy a sentir orgullosa de él, es un hombre maravilloso, un defensor de la libertad y la democracia, de ser cierto lo que dicen, lo habría hecho para protegernos... Pero, por un lado, hasta que él no sea liberado y lo diga, yo no me lo creo, y por otro, nada de eso quitaría importancia a cómo ha tratado Cuba a mi hermano, no se puede tener a una persona aislada en un agujero durante 18 años".

Vilma habla sobre cómo la pintura y la poesía salvaron a Roly en la cárcel. Lleva dos años colgando su obra en el blog rolandosarraff.wordpress.com, desde el que ha pedido incansablemente su libertad. Hace ocho meses Vilma abrió la cuenta de Twitter @RolandoSarraff. "Yo he sido su voz durante todo este tiempo, pero ahora no quiero hablar más... Él tiene derecho a usar por fin su propia voz, la que le han robado". Vilma tiene claro lo próximo que quiere decir en Twitter: "Mi hermano ha aparecido".

Más información