Selecciona Edición
Iniciar sesión

Los espectadores de EE UU desafían las amenazas de Corea del Norte

Un día después de su estreno en Internet, unos 300 cines de todo EE UU muestran este jueves 'La Entrevista'

Boletos para ver 'La Entrada' en un cine de Los Ángeles. AFP / Atlas

En el cine Plaza Theatre de Atlanta, Georgia, todo está preparado para el estreno este jueves de La Entrevista, la comedia estadounidense sobre dos periodistas reclutados por la CIA para asesinar al líder norcoreano, Kim Jong-un, que ha desatado las iras y las -muy serias- amenazas de Pyongyang.

En su marquesina, probablemente una de las más fotografiadas en los últimos días, se puede leer un significativo Freedom prevails, (la libertad prevalece) en grandes letras rojas sobre el título de la cinta que a punto estuvo de no ver la luz.

Porque con su decisión de mostrar la película esta sala, al igual que otras 300 en todo EE UU, se ha querido enviar un nuevo mensaje en defensa de la libertad de expresión.

Una libertad que, según muchos, incluido el presidente Barack Obama, se vio amenazada cuando la productora de la cinta, Sony, decidió la semana pasada cancelar su estreno, después de que las grandes cadenas de cines se negaran a estrenarla por miedo a un ataque terrorista.

Tras las quejas de Hollywood y el rapapolvo presidencial -Obama calificó el viernes la retirada de la película como un “error”- Sony dio marcha atrás esta misma semana y dio su visto bueno a un “estreno limitado” de la comedia.

Una decisión “aplaudida” por la Casa Blanca.

“Como ha dejado claro el presidente, somos un país que cree en la libertad de expresión y en el derecho a la expresión artística”, dijo su portavoz Eric Schultz. No se ha revelado sin embargo si el presidente, que pasa sus vacaciones en Hawai, tiene previsto ver la película que tanto ha defendido.

El humor de la entrevista no decepciona a los espectadores, agotadas las entradas en muchas salas independientes. Reuters-Live

Las entradas de muchas de las salas independientes que estrenan La Entrevista se agotaron rápidamente tras el anuncio del martes

El número de cines que se han animado a mostrarla está lejos de las 3.000 salas que la productora había planeado usar para rentabilizar la película que tantos disgustos (aunque también publicidad gratuita) le ha dado.

Las entradas de muchas de las salas independientes que estrenan La Entrevista se agotaron rápidamente tras el anuncio del martes, lo que podría animar a otras cadenas de distribución a seguir su ejemplo en los próximos días. Buena parte de ello dependerá de qué pasa en estos primeros días de exhibición del filme.

Uno de los cines que se ha animado a estrenar la película es el West End Cinema de Washington. Su dueño, Josh Levin, dijo a la emisora pública NPR que lo que le llevó a mostrar esta cinta que se aleja de los estándares de cine independiente que su cine suele exhibir fue la defensa de la libertad de expresión.

“Aunque no sea la típica defensa del derecho de las personas a expresarse libremente, sigue siendo una oportunidad para que todos, como país, digamos que no vamos a tolerar que se amenace la libertad de expresión de la gente”, explicó Levin el miércoles. El responsable de la sala de cine habló con la emisora poco después de recibir una copia de la película que dice exhibirá “como cualquier otra”, si bien reconoció que las entradas se han vendido más rápido de lo habitual.

Los espectadores que espera son, además de los fans de los protagonistas de la película, Seth Rogen y James Franco, otras personas que han seguido por la prensa la situación. También hay clientes habituales, dijo, “que normalmente no verían una película de Rogen y Franco ni muertos, pero que vienen específicamente para apoyar este principio” de libertad de expresión.

Aunque como otras salas que exhibirán la película ha informado a las autoridades de sus intenciones, Levin aseguró que tanto la policía de la capital estadounidense como el FBI le manifestaron que “no estaban en absoluto preocupados” ni le dieron consejo alguno para aumentar la seguridad.

Pese a la gran expectativa generada por los cines independientes al dar el paso que no han querido dar las cadenas consolidadas, el estreno en la gran pantalla ha perdido el impacto inicial. Ello se debe a que Sony, la víspera al estreno en las salas, anunció por sorpresa un acuerdo por el que varias plataformas digitales ya están distribuyendo -previo pago de 5,99 dólares- el film.

“No podíamos hacernos a un lado y permitir que un puñado de personas determinen los límites de la libertad de expresión en otro país (independientemente de cuán tonto pueda ser el contenido)”, subrayó Google, la plataforma que junto con YouTube Movies y la Xbox Video de Microsoft empezó a distribuir la cinta a las 18:00 GMT del miércoles.

La noticia fue celebrada de inmediato por el codirector y actor de La Entrevista Seth Rogen, que agradeció vía Twitter a Sony los esfuerzos para “hacer posible” que su cinta vea la luz.

A la par, Rogen animó a los estadounidenses a animarse a salir este jueves festivo en EE UU y ver el film en alguno de los cines que la mostrarán, sobre todo en las grandes urbes del país.

“La mejor manera de ver una comedia es en un cine repleto de gente, así que si podéis, os animo a que lo hagáis”, tuiteó.

Más información