Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Recuperados varios cadáveres de pasajeros del avión desaparecido

Confirman el hallazgo cerca de los objetos localizados en alta mar

Foto: AFP | Vídeo: Reuters

Las autoridades de Indonesia informaron el martes del hallazgo de varios cuerpos y restos en alta mar a unos diez kilómetros del punto en el que se perdió el contacto con el vuelo QZ8501, al suroeste de la isla de Borneo, una de las primeras zonas donde empezaron las tareas de búsqueda de este avión de AirAsia, que desapareció el domingo con 162 personas a bordo . “Hemos localizado unos diez objetos grandes y muchos más de menor tamaño”, aseguró el oficial de la Fuerza Aérea indonesia, Agus Dwi Putranto. La agencia de búsqueda y rescate indonesia ha confirmado a AirAsia que los restos hallados son del vuelo QZ8501, según comunicó la aerolínea en su cuenta de Facebook.

ampliar foto
Kalimantan, Indonesia

Por su parte, el director de la Agencia Nacional de Salvamento y Rescate de Indonesia, Bambang Soelistyo, ha afirmado que, hasta el momento, se han rescatado tres cadáveres de pasajeros del vuelo, dos mujeres y un hombre, según ha informado la cadena de televisión News Asia. Horas antes, el portavoz de la Armada indonesia, Manahan Simorangkir, aseguraba a France Presse que un buque de guerra había recuperado 40 cuerpos de fallecidos. Posteriormente Simorangkir rectificó, y afirmó que la cifra de muertos que había anunciado era incorrecta por un error en las comunicaciones del equipo de rescate.

Los helicópteros que rastrean la zona se acercarán para determinar la localización exacta de los objetos sospechosos y una embarcación los recuperará para que sean trasladados al centro de operaciones, situado en la cercana isla de Belitung. La profundidad de la zona es de entre 25 y 35 metros y una decena de buzos están preparados para actuar cuando las condiciones meteorológicas lo permitan. Soelistyo confirmó también el hallazgo de un cuerpo flotando.

“Se trata de restos de color rojo y blanco”, detalló por su parte el director general de Transporte aéreo del país, Djoko Murjatmodo, según la televisión indonesia Kompas TV, que ofreció imágenes de varios objetos que se asemejan a una puerta de avión, una rampa de emergencia o un chaleco salvavidas.

Tras la confirmación de las autoridades, el consejero delegado de AirAsia, Tony Fernandes, se dirigió a Surabaya –donde están la mayoría de los familiares de los desaparecidos- y envió sus condolencias a través de Twitter: “Mi corazón está lleno de tristeza por todas las familias relacionadas con el QZ8501. No puedo expresar con palabras cuánto lo siento”.

Las tareas de búsqueda del vuelo QZ8501 de la compañía AirAsia se habían ampliado este martes a nuevas áreas. La zona de rastreo, inicialmente centrada en aguas de alrededor de la isla de Belitung, se amplió al norte del mar de Java y de la isla de Bangka y hacia el estrecho de Karimata.

Los gobiernos de China y Estados Unidos anunciaron este martes que se unirían a las tareas de búsqueda, en las que participan al menos 30 embarcaciones, 15 aviones y cuatro helicópteros de siete países. Pekín enviará un avión y un buque militar, mientras que Washington también destinará una nave.

En el avión viajaban 155 pasajeros, entre ellos 16 niños y un bebé, dos pilotos y cinco miembros de la tripulación

Las autoridades de aviación indonesias, por otro lado, explicaron que el avión no pudo subir hasta la altura solicitada debido al intenso tráfico aéreo en la zona. “Había hasta seis aviones más alrededor del vuelo de AirAsia en ese momento”, explicó su director, Bambang Cahyono, según informa el periódico local Jakarta Post. Pocos minutos antes de la desaparición del QZ8501, el piloto pidió permiso para virar a la izquierda y pasar de los 9.800 metros de altura a los 11.600 por problemas de visibilidad y ante las malas condiciones meteorológicas. Sin embargo, a esa altura volaba otro avión, así que el control aceptó que la nave subiera solamente hasta los 10.400 metros. Cuando trataron de comunicárselo, la señal ya se había cortado y la nave desapareció de los radares. El aparato ni emitió ninguna alerta ni llamada de emergencia.

En el avión viajaban 155 pasajeros, entre ellos 16 niños y un bebé, además de los dos pilotos y cinco miembros de la tripulación. La mayoría de los desaparecidos son de nacionalidad indonesia (155), pero también tres surcoreanos, un malasio, un francés, un británico y un singapurense, según AirAsia. El piloto contaba con más de 20.000 horas de vuelo a sus espaldas (6.100 en la aerolínea) y el primer oficial 2.275. El artefacto superó con éxito su última revisión el pasado 16 de noviembre.

Más información