Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Detenidos en La Habana periodistas y activistas opositores al régimen

Reinaldo Escobar, esposo de la bloguera Yoani Sánchez, ya ha sido puesto en libertad

Una foto de archivo de Reinaldo Escobar, junto a Yoani Sánchez.

Al menos una docena de activistas de derechos humanos y periodistas cubanos han sido detenidos este martes en La Habana,y otros tantos se encuentran bajo arresto domiciliario, en vísperas de una performance de la artista Tania Bruguera, convocada para las tres de la tarde del mismo día en la Plaza de la Revolución y prohibida con antelación por las autoridades de la isla. El acto consistía en abrir un micrófono a los asistentes, durante un minuto para cada uno, para que opinaran sobre Cuba y su futuro a partir del restablecimiento de las relaciones con Estados Unidos, y reivindicar así la libertad de expresión de los ciudadanos.

El primer detenido fue el periodista Reinaldo Escobar, editor jefe del diario independiente online 14ymedio y esposo de la periodista Yoani Sánchez. Miembros de la seguridad del Estado lo capturaron junto al activista Eliécer Ávila a las 11:40 de la mañana, a la salida del edificio donde viven Escobar y su familia. Más tarde, la policía política dejó en arresto domiciliario a Yoani Sánchez. Escobar ya ha sido puesto en libertad.

Ávila es líder del grupo opositor “Somos Más”. Su nombre saltó a la palestra pública en enero de 2008 cuando, siendo estudiante de informática, encaró al entonces presidente de la Asamblea Nacional de Cuba y líder histórico de la revolución, Ricardo Alarcón, para que le explicara en un acto público por qué los cubanos tenían prohibido viajar fuera de la isla y no tenían pleno acceso a Internet, y a qué se debía que las promesas de prosperidad de la revolución no terminaran nunca de cumplirse. “Si todos los cubanos pudieran viajar, el cielo se llenaría de aviones”, fue una de respuestas aquel día ensayó con torpeza Alarcón. Aquella pregunta le costó a Ávila la expulsión de la universidad.

Poco a poco han ido llegando noticias de más detenciones, entre ellas la de Víctor Ariel González, reportero de 14ymedio, el fotógrafo Claudio Fuentes; Antonio Rodiles, fundador del proyecto de derechos humanos Estado de Sats, y su esposa, Ailer González, y José Díaz Silva.

Todos ellos planeaban asistir a la performance convocada en la simbólica Plaza de la Revolución por Tania Bruguera, reconocida artista plástica de 46 años. "El Gobierno de Cuba abortó la convocatoria manu militari", asegura Elizardo Sánchez, director de la ilegal Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional. Se sospecha que Bruguera también ha sido detenida, ya que nadie ha logrado contactar con ella.

Según informa la web 14ymedio, decenas de personas, tanto opositores como gente de la escena alternativa habanera, se han reunido en el centro de la plaza, donde hay una fuerte presencia policial.

La puesta en escena, titulada El Susurro de Tatlin#6 y publicitada en redes sociales por la plataforma “YoTambiénExijo”, consistía en abrir un micrófono por un minuto a los asistentes para que expresaran “pacíficamente sus ideas sobre su nación y su futuro a partir del restablecimiento de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos”. La propuesta fue calificada de “inaceptable” por las autoridades del Consejo Nacional de Artes Plásticas, con quienes la artista sostuvo una larga reunión el pasado sábado.

Esto ocurre después de que el pasado 17 de diciembre los presidentes Barack Obama y Raúl Castro anunciaran simultáneamente el restablecimiento de las relaciones bilaterales, rotas durante más de medio de siglo, y abrieran el camino hacia el levantamiento paulatino de las leyes del embargo contra Cuba aprobadas por Washington a partir de la década de los sesenta.

Apenas días antes de este histórico anuncio, el 10 de diciembre, la policía cubana detuvo a varias decenas de Damas de Blanco en La Habana -entre ellas a la presidenta del movimiento, Berta Soler- y otros activistas de diversas organizaciones, que conmemoraban con manifestaciones el Día Internacional de los Derechos Humanos. Todos ellos fueron liberados al cabo de unas horas.

En los últimos años, las autoridades cubanas han reemplazado las largas detenciones por arrestos de corta duración, maltratos físicos a los detenidos y “actos de repudio” para acallar a las voces disidentes. La Comisión Cubana de Derechos Humanos sumó 8.410 detenciones temporales, a un promedio de 764 por mes, hasta noviembre de 2014.