Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un atentado terrorista deja al menos 31 muertos y 23 heridos en Yemen

Un coche bomba ha estallado ante una academia de policía en el centro de Saná

Un atentado ha dejado al menos 31 muertos y 23 heridos al estallar un coche bomba ante una academia de policía en el centro de Saná, capital de Yemen, según han confirmado fuentes oficiales. La cifra de víctimas aún es provisional, ha afirmado el gobernador de la ciudad, Abdel Kader Hilal.

El coche cargado de explosivos estalló este miércoles junto a un grupo de personas que se estaba registrando en la academia para formarse como agentes, ha asegurado Hilal. El atentado se ha cometido con un minibus que ha quedado reducido a un amasijo de hierro. La explosión se ha escuchado en toda la ciudad y ha provocado un fuerte incendio, aseguran testigos.

Los servicios de seguridad de Yemen creen que los explosivos han sido detonados a distancia. El suceso se suma a los recientes atentados contra milicias chiíes en Dhamar, al sur de Saná, donde fallecieron el pasado domingo cuatro personas, y el registrado el 1 de enero en Ibb, en el centro del país, que dejó 49 víctimas mortales durante una ceremonia religiosa.

Hasta el momento, ningún grupo se ha atribuido el ataque, aunque fuentes policiales consideran que lleva el sello del grupo Al Qaeda, conocido en Yemén como Ansar al Sharia.

La mayoría de los aspirantes a la academia, que esperaban fuera del edificio, eran miembros del movimiento chií de los huthis, seguidores de Abdel Malek al Huti y también conocidos como Ansar Alá.

Según el acuerdo alcanzado el pasado 21 de septiembre entre los huthis y las autoridades yemeníes, después de que los primeros irrumpieran en la capital, estos tienen derecho este año a 150 plazas en la academia de policía.

El pasado septiembre, los milicianos de Ansar Alá se hicieron con el control de la capital tras semanas de protestas por la subida de los precios de los carburantes. De acuerdo al pacto alcanzado con el presidente, Abdo Rabu Mansur Hadi, gracias a la mediación de la ONU, Hadi se comprometió a formar un nuevo gobierno de consenso y a garantizar una mayor participación de los huthis que, por su parte, acordaron retirar sus milicias de la capital.

Sin embargo, sus hombres armados han continuado afianzando su presencia en Saná y extendiéndose por más provincias del centro del país, donde han encontrado la resistencia de tribus locales y del grupo terrorista Al Qaeda en la Península Arábiga, que ha redoblado sus ataques contra los huthis.

Más información