Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El clérigo radical Abu Hamza cumplirá cadena perpetua en EE UU

Una juez de Nueva York le sentencia a la pena máxima prevista por los cargos de terrorismo y secuestro de los que fue declarado culpable en mayo

Abu Hamza en su comparecencia ante el tribunal donde se leyó su condenarn
Abu Hamza en su comparecencia ante el tribunal donde se leyó su condena REUTERS

En momentos en que el mortal ataque contra la revista satírica francesa Charlie Hebdo ha reabierto el debate sobre los orígenes y causas del extremismo islámico, una juez de Nueva York ha condenado este viernes a cadena perpetua al clérigo fundamentalista Abu Hamza, quien durante años realizó sermones incendiarios contra Occidente desde una mezquita de Londres.

Abu Hamza Al Masri había sido declarado en mayo del año pasado culpable de terrorismo entre otros por su participación en el secuestro de 16 turistas -dos de ellos estadounidenses- en Yemen en 1998 que acabó con la muerte de cuatro de los rehenes. El clérigo radical, ciego de un ojo y sin antebrazos -resultado de la manipulación de explosivos en Pakistán- también fue hallado culpable de intentar crear un campo de entrenamiento de yihadistas en EE UU y de “fomentar una violenta yihad” en Afganistán.

“El camino ensangrentado de clérigo a convicto, de imán a preso, ha sido ahora completado”, ha celebrado la sentencia el fiscal de Manhattan, Preet Bharara.

Tras recordar la larga batalla que precedió a su extradición a EE UU en 2012, Bharara subrayó el ejemplo que la sentencia da a los que pretenden seguir la senda del extremismo religioso.

“Después de años luchando contra su extradición, Abu Hamza finalmente afrontó la justicia, tal como deben hacer todos aquellos que realizan actos terroristas contra civiles inocentes, tanto en EE UU como en el resto del globo, tal como nos recuerdan los terribles eventos en París”, señaló.

Además de la cadena perpetua, Mustafá Kamel Mustafá, nombre real de Abu Hamza, un británico de origen egipcio de 56 años, deberá pagar una multa de 1.100 dólares.

Al leer la sentencia que le hará pasar el resto de sus días tras las rejas en una cárcel estadounidense, la juez del caso, Katherine B. Forrest, calificó la conducta de Abu Hamza como “salvaje y equivocada”, según el Departamento de Justicia. Además, subrayó el hecho de que en ningún momento durante las cuatro semanas que duró su juicio manifestó “simpatía alguna” con las víctimas del secuestro en Yemen al que había sido vinculado.