Selecciona Edición
Iniciar sesión

La rama yemení de Al Qaeda asume la autoría del ataque de París

La filial terrorista difunde un vídeo en el que da la enhorabuena a los Kouachi

Fragmento del vídeo en el que el portavoz de AQAP responsabiliza a la organización de los ataques de París. REUTERS-LIVE!

Al Qaeda en la Península Arábiga (AQPA) se ha atribuido este miércoles el atentado contra el semanario satírico francés Charlie Hebdo en un vídeo colgado en YouTube. “Nos responsabilizamos de esta operación para vengar al mensajero de Dios”, manifiesta un portavoz de ese grupo radicado en Yemen, en referencia a las caricaturas de Mahoma publicadas en la revista. Es la primera reclamación formal del ataque terrorista perpetrado por los hermanos Kouachi hace una semana y que dejó 12 muertos.

“Quien eligió el objetivo, trazó el plan y financió la operación fue el líder de la organización”, afirma Naser bin Ali Al Ansi, ideólogo y portavoz habitual de AQAP, en un vídeo titulado “Venganza por el Profeta: mensaje sobre la bendecida batalla de París”. Justo en ese momento aparece en la pantalla que Al Ansi tiene a sus espaldas la imagen de Nasir Al Wuhayshi, el cabecilla de AQPA. El portavoz añade que detrás del atentado está también el mandato del líder de Al Qaeda, el egipcio Aymar al Zawahiri, y la voluntad de su fundador, Osama bin Laden. Desde que remplazó a éste en 2011, Al Zawahiri ha hecho llamamientos a los musulmanes en Occidente para que atenten utilizando cualquier medio a su alcance.

El Departamento de Estado de EE UU considera que el vídeo (de 11 minutos y 45 segundos, que fue retirado enseguida de YouTube) es auténtico, informa Joan Faus. La grabación lleva el logotipo de Al Malahem, el brazo propagandístico de AQPA, al que Washington atribuye el origen del vídeo. Sin embargo, eso no significa que la filial de Al Qaeda fuera responsable del atentado contra la revista, ha afirmado la portavoz, Marie Harf, quien no ha descartado que los autores de la matanza también pudieran haber sido “inspirados” por el Estado Islámico.

AQAP, la rama más activa de la red terrorista

La rama yemení de Al Qaeda, una de las filiales terroristas más activas de la red de Ayman al Zawahiri (siempre bajo la inspiración de Osama bin Laden), junto a la argelina y a la facción armada entre Pakistán y Afganistán, ha tenido siempre entre sus objetivos atentar contra Occidente. Según señala el Centro Nacional de Contraterrorismo estadounidense, Al Qaeda en la Península Arábiga (AQAP, en sus siglas en inglés) nació como tal en enero de 2009, con la unión de grupos de terroristas yemeníes y saudíes vinculados a la organización de Bin Laden.

Ya a finales de ese año, en el día de Navidad, AQAP trató de atentar en un vuelo de origen Ámsterdam (Holanda) y destino Detroit (EE UU). El joven nigeriano Umar Faruk, entrenado en Yemen bajo la inspiración del clérigo Anuar al Aulaki, alojó explosivos en su ropa interior, pero falló el mecanismo de detonación. A los mandos estaba ya Nasir Abdel Karim al Wuhayshi, yemení actual líder del grupo. Al Wuhayshi, hombre cercano a Bin Laden desde la guerra de Afganistán -combatió en Tora Bora- y señalado, según fuentes de inteligencia citadas por CNN, uno de los dirigentes más próximos a Al Zawahiri en Al Qaeda central. EE UU sigue también la pista al jefe militar de AQAP, el yemení Qasim al Rimi.

En vídeos difundidos por Al Mahalem Media, productora de AQAP, Wuhayshi aparece con Al Aulaki, uno de los ideólogos más potentes en el reclutamiento de yihadistas de todo el mundo por su manejo del inglés (nació en EE UU) y la prolija difusión de sus vídeos en las redes sociales.

La fuerza y simbolismo de Al Aulaki y la inestabilidad del sur de Yemen, han dado rienda suelta a AQAP para el reclutamiento y entrenamiento de yihadistas en sus campos. Tras la marcha del poder de Ali Abdulá Saleh, el nuevo presidente yemení Abdu Rabo Mansur Hadi logró retomar con el apoyo de líderes tribales algunas zonas controladas en el sur por AQAP. Precisamente la guerra abierta entre AQAP y milicianos hutis (chiíes) en el sur ha causado decenas de muertos solo en las primeras semanas de enero.

“La gestión con el responsable de la operación”, continúa Al Ansi en su alocución, en árabe y con subtítulos en inglés, “fue hecha por el jeque Anwar al Awlaki, quien amenazó a Occidente tanto en vida como después de su martirio [en referencia a su muerte]”.

A ese predicador estadounidense de origen yemení que se convirtió en una de las voces más conocidas de la yihad global, se le atribuyó en su día haber inspirado a Nidal Malik Hassan, el militar estadounidense que mató a 13 personas en Fort Hood en noviembre de 2009, o a Umar Abdulmutallab, el frustrado terrorista de los calzoncillos, que un mes después intentó hacer estallar un avión comercial estadounidense. Más difícil resulta ver cómo Al Awlaki, que murió en el ataque de un dron estadounidense en 2011, pudo haber gestionado el ataque contra Charlie Hebdo.

Sin embargo, antes de que la policía les matara, los hermanos Kouachi declararon repetidamente que actuaban en nombre de la rama de Al Qaeda en Yemen (se fusionó con la rama saudí para formar AQPA en 2009) y que en parte querían vengar la muerte de su miembro más mediático. En una entrevista con la cadena francesa BFM TV, Chérif, el menor de los dos atacantes, aseguró que el propio Al Awlaki financió su paso por Yemen y su formación al abrigo de AQPA. No queda claro por qué tardaron tres años para llevar a cabo el atentado.

Funcionarios estadounidenses han manifestado que Said se entrenó en Yemen durante 2011. Según el fiscal de París, también Chérif habría viajado a ese país. Pero ni sus visitas ni sus actividades allí están claras. Fuentes de la seguridad yemeníes admiten que el primero estuvo en Yemen con visado de estudiante al menos en dos ocasiones entre 2009 y 2011. Durante la primera de ellas, coincidió en el Instituto de Lengua Árabe de Saná con Abdulmutallab, de quien un periodista local afirma que se declaraba “buen amigo”. Sin embargo, no fue sometido a ninguna vigilancia especial porque, de acuerdo con las autoridades, ni Estados Unidos ni Francia les advirtieron de que fuera sospechoso.

El presidente yemení, Abdrabbo Mansur Hadi, se ha quejado de la explotación mediática de la visita a su país de los agresores. En declaraciones a la agencia estatal Saba, Hadi se pregunta cómo es posible que si había dudas sobre ellos y viajaron a Yemen, no fueran interrogados a su regreso a Francia.

“Ya os avisamos sobre las consecuencias de estas acciones [en referencia a la publicación de las viñetas] que vuestros Gobiernos amparan con el pretexto de libertad de expresión o libertad de ideas”. El portavoz de AQPA cita en este punto las palabras de Bin Laden en las que decía: “Si no hay un control sobre la libertad de expresión, entonces dejad que vuestros corazones se abran a la libertad de nuestras acciones”.

Aún así, AQPA no se arroga los ataques de Amedy Coulibaly, que mató a una policía el jueves y atacó un supermercado de comida kosher (de acuerdo con las normas de la religión judía), el viernes, donde asesinó a cuatro personas. Al Ansi atribuye a la “voluntad de Dios” que coincidieran con el asalto contra Charlie Hebdo, por el que da la enhorabuena a sus autores. “Los infieles están paralizados por los acontecimientos”, dice el portavoz de AQPA, mientras a su espalda se ven algunas secuencias de las manifestaciones del domingo en París en protesta por los atentados. “Sus heridas no han curado aún en París, Nueva York, Washington, Londres o España”, prosigue. Al Ansi califica el actual “enfrentamiento” con Occidente como un “punto de inflexión”.

Más información