Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La causa AMIA, las claves del atentado que investigaba Nisman

Alberto Nisman llevaba más de ocho años tras la pista de varios fugitivos iraníes a quienes consideraba autores intelectuales del atentado antisemita de 1994

Ampliar foto
Transeúntes caminan frente a la sede de la AMIA, este lunes. EFE

¿Qué es la causa AMIA?

La investigación judicial sobre el atentado que, el 18 de julio de 1994, provocó la muerte, en Buenos Aires, de 85 personas mediante la explosión de un coche bomba, a las 9:05, frente a la sede porteña de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA).

¿Quién era Alberto Nisman?

El hombre a quien el presidente Néstor Kirchner (2003-2007) encomendó la tarea exclusiva de investigar el atentado, en 2004. Era conocido desde hace diez años como el “fiscal especial de la causa AMIA”. Tenía 51 años y dos hijas. Estaba separado.

¿Cuántos acusados hay en esta causa y quiénes son?

Seis. El 5 de octubre de 2006, el fiscal Nisman acusó formalmente a Irán de ser el autor intelectual del atentado y a la agrupación Hezbolá de ejecutarlo. Solicitó una orden de captura contra cinco iraníes y un libanés. Los iraníes eran: el exministro de Defensa Ahmad Vahidi, el exministro de Información Alí Fallahijan, el exasesor gubernamental Mohsen Rezai, el exagregado de la embajada de Irán en Buenos Aires Moshen Rabbani, el exfuncionario diplomático Ahmad Reza Ashgari y el libanés Imad Fayez.

En marzo de 2007, Interpol colocó a los seis altos cargos bajo el sistema rojo de notificaciones, es decir, en busca y captura.

¿Cuándo comenzó el distanciamiento entre Nisman y el Gobierno argentino?

Se hizo patente en enero de 2013, con la firma del Memorándum de Entendimiento entre Irán y Argentina para avanzar en la causa de los iraníes acusados. El acuerdo se efectuó sin el conocimiento de Nisman, quien siempre se declaró en contra.

 ¿De qué acusó Nisman a la presidenta Cristina Fernández?

De “decidir, negociar y organizar la impunidad de los prófugos iraníes en la causa AMIA”. Según el fiscal, la presidenta y el ministro de Exteriores, Héctor Timerman, “tomaron la delictiva decisión de fabricar la inocencia de Irán para saciar intereses comerciales, políticos y geopolíticos de la República argentina”. Nisman aseguró que, el acuerdo entre Irán y Argentina, solo era la consecución lógica de negociaciones secretas que se había iniciado dos años atrás bajo órdenes de la presidenta.

ampliar foto
Un hombre deambula entre los escombros de la sede de la AMIA, tras el atentado el 18 de julio de 1994. AFP

¿Qué pruebas aportó Nisman para sostener su acusación?

Disponía de un informe de 300 páginas basado, sobre todo, en escuchas recabadas desde hacía más de dos años. Pero solo puso a disposición de los medios dos resúmenes. Pretendía aportar más detalles en la comparencia de carácter reservado que solicitó, para este lunes, la oposición argentina. El fiscal decía que la única forma de ahondar en más detalles, sin contravenir la ley que protege a los agentes de espionaje, era conferirle a su comparecencia el carácter reservado. Pero los diputados oficialistas solicitaron que sus palabras fueran emitidas en directo por televisión. En sus escuchas no había ninguna grabación de Cristina Fernández ni de Héctor Timerman.

¿Cuáles fueron los principales argumentos que esgrimió el Gobierno contra la denuncia de Nisman?

Nisman aseguró que, mediante ese acuerdo, Irán tenía previsto anular las órdenes de busca y captura de Interpol que pesaban sobre sus cinco exaltos cargos. Sin embargo, el ministro de Exteriores, Héctor Timerman, presentó dos cartas para desmentir esa hipótesis. En una de ellas, firmada por él, el 15 de febrero de 2013, le decía al entonces responsable de Interpol que el Memorándum no producía cambio alguno en los requerimientos de captura. Y, la segunda carta, la remitía, la semana pasada, el entonces responsable de Interpol, Ronald Noble, y refrendaba las palabras de Timerman.

¿Qué dijo el juez que dirige la causa AMIA sobre la denuncia del fiscal?

El juez Rodolfo Canicoba Corral, al mando de la investigación sobre la causa AMIA, se mostró sorprendido ante la denuncia. Dijo que el fiscal había abierto una investigación paralela dentro del mismo expediente. Y añadió: “Parece que de algunas escuchas que yo ordené, fundadas en el expediente, se han extraído elementos diferenciados que le permitieron a él iniciar esa otra investigación. Nunca se me informó de esto”. Canicoba indicó que, en vez de haber dirigido el fiscal a los servicios de inteligencia durante la investigación, fueron esos servicios quienes parecían haberlo dirigido a él.

¿Qué relación tiene la causa AMIA con las luchas internas dentro del servicio de espionaje argentino?

Para el Gobierno, mucha. El pasado diciembre, Cristina Fernández reemplazó a los dos principales responsables del Servicio de Inteligencia argentino (SI). Y el hombre fuerte del espionaje argentino era Antonio Horacio Stiuso, alias Jaime, se jubiló esta semana. Todo ese equipo ha sido defenestrado por Cristina Fernández. Y, desde el Gobierno, se transmitió la idea de que la denuncia de Nisman era la venganza que Stiuso se tomó contra la presidenta a través del fiscal, con quien el espía mantenía, desde hace años, una estrechísima relación.

Más información