Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Los separatistas prorrusos de Donetsk anuncian una movilización general

Su objetivo es reunir junto a la secesionista Lugansk una fuerza de 100.000 milicianos

Alexander Zajárchenko, este lunes en rueda de prensa. REUTERS-LIVE

Los rebeldes de Donetsk, en el este de Ucrania, se preparan para movilizar a decenas de miles de hombres. Así lo anunció este lunes el presidente de la autoproclamada República Popular de Donetsk (RPD), Alexandr Zajárchenko. Las declaraciones del máximo líder separatista se producen en medio de un recrudecimiento de los combates en la región y de los fracasos diplomáticos a la hora de pactar un alto el fuego y para crear una zona de exclusión de la artillería pesada entre las partes enfrentadas.

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, que se encontraba en Pekín, aseguró que Estados Unidos está apoyando incondicionalmente a Kiev en una política que solo persigue resolver el conflicto por medio de la fuerza.

“Dentro de 10 días, en la RPD habrá una movilización general con el fin de elevar el número de nuestro Ejército hasta los 100.000 hombres”, declaró Zajárchenko a la Agencia de Noticias de Donetsk (DAN). El líder rebelde, que se refería a las fuerzas conjuntas de RPD y de Lugansk, agregó que el alistamiento “será voluntario” en un principio, aunque si no se consigue reclutar el número necesario de combatientes, la Administración separatista declarará la movilización general obligatoria.

Zajárchenko justificó estos planes ante la concentración de tropas que, según sus informaciones, Kiev está llevando a cabo al sur de la ciudad, “seguramente para atacar”. “Debemos equilibrar la situación. Tenemos tiempo hasta la primavera. Las nuevas unidades podrán completar su preparación militar. De esta movilización esperamos poder crear como mínimo cinco brigadas suplementarias: tres de infantería mecanizada, una de artillería y una de tanques”, explicó. Con esas fuerzas, Zajárchenko está seguro de poder rechazar cualquier ataque.

Kiev comenzó la primera movilización de las tres que tiene planificadas para este año el 20 de enero pasado. En esta etapa los militares piensan llamar a filas a 52.000 hombres y a un total de 104.000 a lo largo de 2015. Sin embargo, la campaña de movilización está teniendo dificultades, como ha reconocido el ministro de Defensa, Sepán Poltorak, quien señaló que sólo se había logrado reclutar a una quinta parte del contingente de fuerzas planificado. A principios de 2014, el Ejército de Ucrania estaba compuesto por unos 168.000 militares. En enero se incrementó hasta 182.000.

Zajárchenko insistió en que no habrá conversaciones de paz en Minsk hasta que Kiev nombre a un representante oficial. “Primero, debo tener claro con quién nos reunimos, es decir, Ucrania debe presentar un documento oficial en el que se nombre a su representante. Y, segundo, del nivel de este representante oficial dependerá si acudiré o no a Bielorrusia y decidiré si vale la pena encontrarme personalmente con él”, precisó. Hasta el momento, el expresidente ucranio Leonid Kuchma representaba a Kiev, pero, según Zajárchenko, es “un particular” porque no ha sido nombrado oficialmente.

Escalada bélica

El líder de la autoproclamada República Popular de Donetsk, Alexándr Zajárchenko, prevé reclutar nuevas tropas ante el estancamiento del conflicto armado en el este de Ucrania. Hasta 10.000 hombres serán llamados a filas en un plazo de 10 días, según anunció ayer. Con esta leva, las fuerzas separatistas de Donetsk y las de la también secesionista República Popular de Lugansk sumarían la cifra de 100.000 soldados.

- Kiev también moviliza más efectivos militares. El Gobierno lanzó a finales de enero la primera de las tres levas que tiene previstas para 2015. El Ejecutivo piensa llamar a filas a un total de 104.000 hombres a lo largo del año. El Ejército de Ucrania está compuesto por 182.000 militares.

- Más de 5.000 personas, entre civiles y combatientes, han muerto desde el estallido del conflicto armado, en abril de 2014, según datos de la ONU. Hay más de 11.000 heridos.

Las perspectivas de continuar exitosamente las conversaciones de paz son en este momento muy escasas. El jefe de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov, manifestó que la “retórica” del presidente estadounidense, Barack Obama “muestra que Washington tiene la intención de seguir haciendo todo lo posible por apoyar incondicionalmente a las autoridades ucranias que, por lo visto, han decidido optar por una solución militar al conflicto”. Lavrov hizo en estas declaraciones en respuesta a una pregunta sobre la información publicada ayer por The New York Times que aseguraba que el Gobierno estadounidense está estudiando la posibilidad de entregar armas a Ucrania.

Los bombardeos de la artillería contra Donetsk continuaron en la noche del domingo al lunes, según constató el Ayuntamiento local en un informe, en el que se da la lista de una cuarentena de edificaciones que resultaron dañadas. Además, agrega que durante el fin de semana murieron 15 personas y 32 civiles resultaron heridos.

En San Petersburgo, el Comité de Madres de Soldados pidió a la representante plenipotenciaria de Derechos Humanos en Rusia, Ela Panfílova, que comprobara las quejas de quienes aseguran que se está contratando a militares para ser enviados a combatir al este de Ucrania. También recurrieron a la fiscalía y al Ministerio de Defensa, sin haber obtenido respuesta alguna. Panfílova, declaró que ya había exigido a las autoridades competentes la información necesaria y que está dispuesta a investigar la situación.

Más información