Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Papa aprueba la beatificación del arzobispo salvadoreño Óscar Romero

Francisco reconoce el "martirio" del religioso asesinado por "odio a la fe"

Conmemoración del 34 aniversario del asesinato del arzobispo en marzo de 2014. EFE

El papa Francisco aprobó este martes la beatificación del arzobispo de San Salvador Óscar Arnulfo Romero y Galdámez, asesinado en 1980 mientras ofrecía una misa. Será beato después de que el Papa se reuniera en el Vaticano con el cardenal Angelo Amato, prefecto de la Congregación para la Causa de los Santos. El pontífice firmó el decreto que en enero pasado calificó a Romero como mártir in odium fidei (en odio a la fe), por lo que podrá ser beatificado sin la necesidad de un milagro. El júbilo de la noticia no se hizo esperar en San Salvador, donde ya se le dice San Romero de América.

El pasado 9 de enero el Congreso de Teólogos de la Congregación para las Causas de los Santos decretó por unanimidad que Romero fue asesinado por odio a la fe cuando celebraba una misa en la capilla del Hospital de la Divina Providencia, en San Salvador donde se atiende a enfermos de cáncer. Una bala le destrozó el corazón. El francotirador cumplió órdenes de Roberto D´Aubuisson, comandante de un escuadrón de ultraderecha y que acusaba públicamente al arzobispo de ser un agitador y subversivo.

El proceso judicial del caso Romero se encuentra detenido por la impunidad vigente en El Salvador. Existe de por medio una ley de amnistía que data de 1993, promulgada por el entonces presidente Alfredo Cristiani luego de firmada la paz entre el Gobierno y la guerrilla que terminó con la guerra civil después de 12 años y que estalló precisamente cuando fue asesinado Romero (1917-1980). El arzobispo será el primer santo de El Salvador, y el segundo en Centroamérica, después de que el papa Juan Pablo II beatificada al hermano Pablo, de Guatemala, en julio de 2002.

El Vaticano inició en 1997 el estudio para la beatificación de Romero. La crispación política que generó la guerra civil salvadoreña fue una de las causantes del retraso, pero el proceso se aceleró cuando el obispo Vincenzo Paglia, presidente de la Congregación Vaticana para la Familia anunciara que el papa Francisco lo había "desbloqueado".

"Estoy emocionado"

Senador Tim Kaine

Estoy emocionado por el anuncio que dio el Vaticano el día de hoy al reconocer que el arzobispo salvadoreño Oscar Romero murió como mártir de la fe católica en 1980. Trabajé en Honduras, país vecino de El Salvador, entre los años 1980 y 1981 y llegué a conocer del gran trabajo cristiano del arzobispo Romero por los pobres y su valiente testimonio contra la violencia. Él es y será una figura santa a lo largo del tiempo y su vida como también sus palabras siguen siendo un ejemplo el día hoy.”

Júbilo en El Salvador

El sacerdote Luis Ayala, encargado de la Parroquia de San Benito y director del canal Televisión Católica (TVCA), ha declarado su regocijo por el anuncio de Roma y ha asegurado que "monseñor Romero puede ser un punto de unificación entre los salvadoreños, es la esperanza para todos los salvadoreños".

En tanto, Hato Hasbún, secretario de comunicaciones del Gobierno salvadoreño, dijo en nombre del presidente del país, Salvador Sánchez Cerén, que "es una gran noticia para el pueblo salvadoreño que se haya anunciado el avance en la beatificación de Monseñor Romero".

Días antes del anuncio del Papa, el obispo Jesús Delgado, el principal biógrafo de Romero, aseveró que la vida, obra y martirio convierten a "Romero en el nuevo prócer de la nueva realidad de El Salvador". En este punto, es de notar los cambios que se están observando en la derecha más radical de esta convulsionada nación centroamericana, cuando los principales líderes del partido que en 1983 fundó el ya fallecido Roberto D´Aubuisson, en el sentido de reconocer "la santidad de Romero". Incluso el propio hijo del líder ultraderechista, que lleva su mismo nombre, reconoció que el asesinato del arzobispo había sido un "acto atroz".

El comunicado del Vaticano

Hoy, tres de febrero de 2015, el Santo Pare Francisco ha recibido en audiencia privada al Cardenal Angelo Amato, S.B.D, prefecto de la Congregación de la Causa de los Santos. Durante el transcurso de la audiencia, se ha autorizado a la Congregación a promulgar el siguiente decreto:

El martirio del Siervo de Dios, Oscar Arnulfo Romero Galdámez, Arzobispo de la Ciudad de San Salvador, nacido el 15 de agosto en ciudad Barrios (El Salvador), y muerto por odio a la fe, el 24 de marzo de 1980 en San Salvador (El Salvador).

Más información