Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Netflix anuncia que su servicio de películas está disponible en Cuba

La compañía da el paso para adelantarse a una futura apertura económica y del acceso a Internet en la isla

Sede de Netflix en California. Reuters-LIVE! / AFP

La empresa de producción y distribución de contenido audiovisual Netflix anunció este lunes que su servicio por Internet está disponible en Cuba. En una nota de prensa, la compañía dijo que ofrecerá sus contenidos a los “consumidores cubanos” según vaya mejorando el acceso a Internet y se generalice el uso de tarjetas de crédito. El anuncio de Netflix, un servicio que en las actuales condiciones de la isla es inaccesible para la inmensa mayoría de los cubanos, es una declaración de intenciones sobre las esperanzas que las grandes empresas estadounidenses tienen puestas en una futura apertura económica de la isla.

El servicio online básico de Netflix cuesta 7,99 dólares al mes. El sueldo medio en Cuba son 20 dólares al mes. Con una conexión a Internet, el usuario puede ver todo el catálogo a la carta, que incluye series de éxito. Cuba, donde gobierna una dictadura comunista desde hace 50 años, tiene una de las menores tasas de penetración de Internet del mundo, menos del 5%. El acceso de banda ancha, imprescindible para poder ver películas en streaming, está fuertemente restringido.

Además de estas dificultades, hace falta una tarjeta de crédito internacional para poder pagar. MasterCard ha anunciado que sus tarjetas se podrán utilizar en Cuba desde el 1 de marzo y American Express también ha afirmado que va a empezar a operar en la isla.

“Estamos encantados de ofrecer finalmente Netflix a la gente de Cuba, conectándolos con historias de todo el mundo que les van a encantar”, dijo en el comunicado el CEO de la compañía, Reed Hastings. “Cuba tiene grandes cineastas y una poderosa cultura artística y esperamos que algún día podamos llevar su trabajo a una audiencia de más de 57 millones de personas”.

El pasado 17 de diciembre, los presidentes Barack Obama y Raúl Castro anunciaron el restablecimiento de relaciones entre los dos países después de 53 años de hostilidad. El 15 de enero, la Casa Blanca, aunque no tiene poder para deshacer el entramado legislativo del embargo, anunció nuevas medidas para facilitar los viajes de estadounidenses a Cuba, menores restricciones comerciales y financieras, el uso de tarjetas y la exportación de productos de telecomunicaciones a la isla. EE UU espera con estas medidas que se produzca un fortalecimiento de la sociedad civil independiente en Cuba que derive en cambios económicos y políticos.

En las actuales condiciones, la presencia de Netflix en la isla parece restringida a los turistas y los hoteles internacionales. Sin embargo, el anuncio de la compañía es un importante precedente. Significa la apuesta por una Cuba con banca internacional y acceso libre a Internet en un futuro no muy lejano. “Esperamos que con el tiempo los cubanos puedan disfrutar Netflix según mejore el acceso a Internet y las compañías internacionales de tarjetas de crédito y débito empiecen a ofrecer servicio en el país”, dijo una portavoz de Netflix, preguntada por EL PAÍS sobre la estimación de clientes potenciales en la isla. Netflix no explicó si está en coordinación de alguna manera con el Gobierno de La Habana.

Netflix, con sede en Los Gatos, California, lanzó sus operaciones en streaming en 2007. Actualmente tiene 57 millones de suscriptores en 50 países, entre ellos 5 millones en Latinoamérica.

Más información