Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Estados Unidos aplica el modelo antiterrorista a la ciberseguridad

El nuevo centro de coordinación contra ataques informáticos se inspira en la agencia creada tras los atentados del 11-S

Sede del centro de ciberseguridad del Departamento de Seguridad Nacional.
Sede del centro de ciberseguridad del Departamento de Seguridad Nacional. Reuters

En un reflejo de la creciente preocupación por la ciberseguridad, el Gobierno de Estados Unidos anunció este martes la creación de una agencia que, inspirada en la lucha antiterrorista, coordinará las actuaciones ante un ataque cibernético.

La decisión también evidencia cómo la protección de Internet se ha colocado entre los grandes debates políticos en el país tras varios ataques recientes, el más significativo el de diciembre a la multinacional Sony. La Casa Blanca ha situado este asunto como una prioridad en su nueva estrategia de seguridad nacional y el viernes el presidente Barack Obama celebrará una cumbre con expertos cibernéticos en la Universidad de Stanford.

“La amenaza es más diversa, sofisticada y peligrosa”, advirtió la asesora de seguridad nacional y para la lucha antiterrorista de la Casa Blanca, Lisa Monaco, en el acto de presentación de la nueva agencia en el Wilson Center, un laboratorio de ideas en Washington. Monaco alertó que ataques como el de Sony -que EE UU atribuye a Corea del Norte- se convertirán en la “norma” si el marco gubernamental no se adapta “rápidamente”.

La nueva agencia recopilará información de inteligencia entre varios departamentos gubernamentales, que la obtienen por separado

La nueva agencia, denominada Centro de Integración de Inteligencia contra la Amenaza Cibernética (CTIIC, por sus siglas en inglés), recopilará información de inteligencia entre varios departamentos gubernamentales, que la obtienen por separado. “Tenemos que compartir información más ampliamente y coordinar acciones. Podemos hacer más en evaluar las amenazas que se mueven rápidamente”, apuntó la asesora de la Casa Blanca.

El CTIIC busca emular el modelo del Centro Nacional de Contraterrorismo, que se creó tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 ante las críticas de que el Gobierno no compartió adecuadamente información de inteligencia que podría haber evitado los ataques terroristas. Monaco admitió diferencias entre la lucha contra el terrorismo y la piratería informática, pero consideró que los cambios “estructurales, organizativos y culturales” aplicados en el primer ámbito pueden ser útiles en el segundo.

La creación del CTIIC ha recibido algunos reproches -entre ellos de Melissa Hathaway, la primera coordinadora de ciberseguridad del Gobierno Obama- de que puede ser innecesario al ya tener otros entes oficiales -como el FBI, la NSA o el Departamento de Seguridad Nacional- departamentos dedicados a analizar amenazas de ciberseguridad. “Va a llenar un hueco crucial”, defendió Monaco, quien aseguró que el centro de contraterrorismo no ha minado las responsabilidades de otras agencias.

La cuenta de Twitter de la revista Newsweek sufre un ataque de los mismos simpatizantes del Estado Islámico, que se infiltraron en la cuenta del Ejército

El contexto apremia. Las ciberamenazas contra EE UU han crecido “en frecuencia, escala y sofisticación”, subrayó la asesora de Obama. Entre los países con “capacidad” para perpetrar ataques, mencionó a Rusia, China, Irán y Corea del Norte. Al margen de Sony, las incursiones también han afectado en los últimos meses a grandes empresas, como Target, Home Depot y JPMorgan; y al propio Gobierno: la cuenta de Twitter del Comando Central del Ejército fue pirateada a mediados de enero por el llamado Cibercalifato del grupo yihadista Estado Islámico (EI).

El ataque a la cuenta del Ejército coincidió con el anuncio del presidente Obama de una propuesta de ley que concedería protección legal a las empresas que compartan con el Gobierno información sobre amenazas informáticas, y dotaría de más poderes a la justicia para investigar y perseguir a los autores de ataques y la compraventa de información sustraída a empresas y particulares. La iniciativa es muy similar a una presentada en 2011 y que fracasó en el Congreso.

Y justamente este martes, poco antes de la presentación de la nueva agencia de ciberseguridad, la cuenta de Twitter de la revista Newsweek fue pirateada durante unos minutos por el llamado Cibercalifato. El grupo aludió a una "ciberyihad" contra EE UU y deseó a la primera dama, Michelle Obama, "un San Valentín sangriento". "Te estamos vigilando a ti, a tus hijas y a tu marido", se leía en un tuit. El FBI investiga el asalto informático y las amenazas a la familia presidencial.