Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una explosión en un buque de Petrobras deja al menos tres muertos

Los siete heridos graves fueron trasladados en helicóptero hasta el aeropuerto de Vitória, a 80 kilómetros de la plataforma

Navio FPSO de Petrobras, en febrero de 2008.
Navio FPSO de Petrobras, en febrero de 2008.

Una explosión en la sala de máquinas de un buque-plataforma que trabajaba para la petrolera estatal brasileña Petrobras ha causado al menos tres muertos y diez heridos graves. También hay seis personas desaparecidas. La explosión, provocada por un escape de gas, según informan los sindicatos petroleros, ocurrió a las 12.50 minutos (hora local) en el litoral norte del Estado de Espíritu Santo. El barco, llamado Cidade de São Mateus, operaba a unos 50 kilómetros de la costa y a 80 de la capital del citado Estado, Vitória.

Tras la explosión, fueron retirados de la plataforma, con botes salvavidas, cerca de treinta trabajadores que operaban en ella. Los heridos fueron a su vez trasladados en helicóptero hasta el aeropuerto de Vitória para ser conducidos desde allí a los hospitales de la ciudad con tratamiento especial para quemados.

El barco, propiedad de una compañía noruega, se dedicaba a la extracción de gas natural y de petróleo. Este barco produce, según los sindicatos petroleros, una media de 2,5 millones de metros cúbicos de gas al día y 2.200 barriles de petróleo al día. No es una gran producción: un barco más grande y más potente es capaz de producir cerca de 150.000 barriles al día.

El accidente ocurre cuando la compañía petrolera, la mayor empresa pública de América Latina, con 85.000 empleados, se ve envuelta en un escándalo de corrupción que sacude el país y hace temblar los cimientos políticos de Brasil. De hecho, la presidenta de la República, Dilma Rousseff, decidió destituir el pasado seis de febrero a la hasta entonces presidenta, Graça Foster, para sustituirla por el hasta entonces presidente del público Banco do Brasil, Aldemir Bendine.