Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Dos muertos y varios heridos en dos ataques en Copenhague

Un hombre asalta un acto que incluía un homenaje a Charlie Hebdo y las cercanías de una sinagoga

Policías vigilan el centro de Copenhague tras el segundo tiroteo REUTERS

Europa sufrió ayer un nuevo ataque terrorista contra la libertad de expresión, uno de los valores fundamentales del continente. Una persona falleció y al menos otras tres resultaron heridas graves en Copenhague cuando un individuo disparó contra las decenas de asistentes a un debate sobre la libertad de expresión y la blasfemia, que incluía un homenaje a la revista satírica francesa Charlie Hebdo. El dibujante sueco Lars Vilks, autor de caricaturas de Mahoma, y el embajador de Francia en Dinamarca, François Zimeray, que participaban en el acto, resultaron ilesos. Horas después, se produjo otro tiroteo, este cerca de la sinagoga más importante de la capital danesa, donde un hombre murió por "varios" impactos de bala en la cabeza. Dos agentes resultaron heridos. El agresor huyó a pie

El debate se celebraba a media tarde en un centro cultural de la capital danesa, cuando el terrorista disparó varias ráfagas a través de las ventanas y la puerta del local. El embajador Zimeray ha contado así lo ocurrido a un alto cargo del Ministerio francés de Exteriores, que ha trasladado la versión a este periódico: “Yo estaba allí para hacer una síntesis, un resumen, del debate a celebrar. Todo transcurría con normalidad y, de pronto, han empezado a disparar. Creo que con fusiles. La gente empezó a tirarse al suelo. Yo me metí debajo de la mesa. Calculo que dispararon medio centenar de tiros. Algunas de las personas quedaron heridas muy graves. Enseguida me fui a una habitación interior y envié un tuit para decir que estaba bien”.

El debate incluía un homenaje a la revista satírica francesa Charlie Hebdo

Las autoridades aún no han dado a conocer la identidad del fallecido, un civil de unos 40 años. Al evento, según contó el embajador, asistían sobre todo miembros de organizaciones no gubernamentales y periodistas. Uno de los heridos graves es policía y los otros dos, agentes del servicio de seguridad que protegían el exterior el centro cultural donde discurría el acto, en el centro cultural de Krudttonden, ubicado al norte de la capital. El evento había sido convocado bajo el título “El arte, la blasfemia y la libertad de expresión” por el Comité Lars Vilks, la organización de apoyo al diseñador. El dibujante, según explica la web del Comité Lars Vilks, había elegido la fecha del evento porque fue un 14 de febrero cuando se emitió la fetua contra el escritor británico Salman Rushdie a raíz de la publicación de su novela Los versos satánicos.

Las fuerzas de seguridad danesas buscan a una persona responsable del ataque que, según las informaciones citadas por la prensa local, ha huido en un coche oscuro. Al parecer, ha disparado entre 20 y 40 tiros con armas automáticas contra el café-centro cultural antes de huir en un coche que ya ha sido localizado vacío por las fuerzas de seguridad. La policía, que en versiones iniciales hablaba de dos terroristas, ha difundido una fotografía del sospechoso, aunque la imagen es poco clara. Creen que se trata de un varón de entre 25 y 30 años, de complexión atlética, alrededor de 1,80 de estatura y "rasgos árabes". El hombre llevaba un arma automática y un pañuelo palestino amarillo, naranja y rojo al cuello, con el que se cubría parte del rostro. Las autoridades creen que podría haber escapado por el puente Oresund, que lleva a Suecia. La policía sueca colabora con la danesa en la investigación del ataque.

El dibujante Vilks, de 68 años, presumiblemente el principal objetivo de los terroristas, es conocido mundialmente desde que en 2007 caricaturizó a Mahoma como un perro. Desde entonces había recibido multitud de amenazas de muerte y contaba con protección policial. El sueco aseguraba hace unos días que tras los atentados contra el Charlie Hebdo (premiado por el Comité Lars Vilks en 2014) las invitaciones que recibe para participar en conferencias y eventos públicos se han reducido.

Vilks, en en su domicilio de Nyhamnslage (Suecia), en 2010. / Efe

Una de las organizadoras del evento de este sábado, la periodista Helle Merete Brix, ha apuntado que los terroristas pretendían atacar a Vilks, que fue protegido por sus guardaespaldas durante el ataque.

En 2010, las policías danesa y sueca detuvieron a cinco sospechosos de estar planeando un atentado contra el periódico danés Jyllands-Posten, el que en 2005 publicó una docena de caricaturas de Mahoma que incendiaron al extremismo islámico en todo el mundo. Los detenidos aspiraban a "matar al mayor número posible de personas", según la policía, en el edificio que acoge al rotativo en Copenhague y que comparte con otros dos periódicos.

El ataque de Copenhague se produce cinco semanas después de los atentados yihadistas en París, donde tres terroristas asesinaron a 17 personas entre los días 7 y 9 de enero. El primero de los atentados se produjo el día 7 por la mañana en la sede de Charlie Hebdo, donde los hermanos Said y Chérif Kouachi mataron a 12 personas, ocho de ellas miembros de la redacción del semanario, atacado y amenazado desde años atrás por publicar caricaturas del profeta Mahoma.

La primera ministra danesa, Helle Thorning-Schmidt, ha calificado de “acto terrorista” y “acto cínico de violencia” lo ocurrido este sábado en Copenhague. El presidente francés, François Hollande, ha expresado en un comunicado “toda la solidaridad” de Francia con Dinamarca y ha enviado a Copenhague a su ministro del Interior, Bernard Cazeneuve. El titular de Exteriores, Laurent Fabius, ha afirmado que “Francia está junto al pueblo danés en la lucha contra el terrorismo”. “Una vez más, es la libertad la que ha sido atacada en el corazón de una Europa unida para defenderla”, dijo la alcaldesa de París, Anne Hidalgo.

Más información