Selecciona Edición
Iniciar sesión

17 extranjeros y dos tunecinos mueren en un atentado en Túnez

Entre las víctimas mortales hay dos españoles

Ver fotogalería
Policías tunecinos liberan a varios rehenes este miércoles. AFP

El corazón turístico de la capital de Túnez, el único país de la región que ha logrado culminar la transición democrática tras la primavera árabe, ha sido este miércoles escenario de un atentado terrorista. Al menos 19 personas, entre ellas 17 extranjeros, han muerto en un ataque perpetrado junto al Museo del Bardo, una institución ubicada en el mismo complejo de inmuebles que el Parlamento, según un balance del Gobierno revisado a la baja. Entre los turistas fallecidos figura una pareja de jubilados catalanes. También otros viajeros de nacionalidad italiana, francesa japonesa, polaca, australiana y colombiana, según las autoridades. En el ataque han muerto igualmente un policía y un conductor de autobús tunecinos, mientras que medio centenar de personas han resultado heridas. Dos de los asaltantes fueron abatidos.

 Reuters-LIVE!

La matanza, que nadie había asumido este miércoles, ha ocurrido el día en que la Cámara tunecina debatía la reforma de la ley antiterrorista y en una jornada de especial afluencia de turistas por el desembarco de cruceros. La compañía Costa Cruceros ha anunciado que varios de los 3.000 pasajeros de uno de sus buques visitaban la ciudad en el momento del atentado.

Aunque los hechos resultan todavía confusos y no ha sido precisado el número de atacantes, fuentes del Gobierno han apuntado que la guardia de seguridad del Parlamento comprobó que tres hombres uniformados intentaban acceder al recinto con armas no reglamentarias. Al pedirles que se detuvieran, se desató un tiroteo y los supuestos asaltantes lograron huir hacia el Museo del Bardo, uno de los más importantes de Túnez. Otras fuentes apuntan que los terroristas podían ser cuatro.

Testigos citados por Efe señalan que los atacantes dispararon contra un autobús de turistas antes de tomar a varios rehenes y atrincherarse en una zona ajardinada que comparte muro con el museo. Las Fuerzas de Seguridad y el Ejército pusieron en marcha el dispositivo de alerta máxima de lucha contra el terrorismo. La zona fue acordonada por agentes de la Guardia Nacional y de la Policía Local, y todos los diputados y las personas que se encontraban en el edificio fueron evacuadas.

En ese momento, estaban reunidas varias comisiones parlamentarias, entre ellas la de Justicia, con el titular del ministerio a la cabeza, informaron fuentes parlamentarias. “Gran pánico en el Bardo. Un hombre armado en la Asamblea”, tuiteó la diputada tunecina Sayida Ounissi, presente en la sesión del Parlamento.

Agentes de seguridad explicaron que uno de los presuntos agresores, un joven estudiante de 22 años, fue arrestado y que el resto fueron rodeados. Tras varias horas de tensión, las fuerzas de seguridad abatieron a dos asaltantes, liberaron a los rehenes y dieron por concluida la operación.

Los diputados tunecinos cantan el himno del país durante el ataque. Los parlamentarios han permanecido en torno a una hora encerrados en la Cámara, mientras los terroristas atacaban el contiguo Museo del Barco. Durante su encierro, los diputados se han arrancado a cantar el himno de Túnez. Una investigadora noruega presente ha grabado estas imágenes y las ha cedido a EL PAÍS. Maria Glenna

El primer ministro, Habib Essid, ha admitido este miércoles que la policía busca a varios sospechosos que habrían apoyado a los autores del ataque y que luego se dieron a la fuga. “No hemos establecido la identidad de los dos terroristas”, ha reconocido el primer ministro, del partido laico Nida Tunes, que en febrero logró formar un Gobierno de unidad nacional que incluía a los islamistas de Ennhada.

El atentado, que golpea con dureza el turismo de Túnez, uno de los principales pilares económicos del país, ocurre, como admitió Essid, “en un momento crítico y determinante” para el país, que aprobó en 2014 una nueva Constitución y celebró, a finales del año pasado, las primeras elecciones libres tras la primavera árabe. Mandatarios de todo el mundo han condenado este miércoles el atentado y han apoyado, en especial los líderes europeos y norteamericanos, la transición democrática del país.

Aunque nadie ha asumido todavía la autoría del atentado, los expertos apuntan a un ataque “planificado por una organización salafista”. “No es una sorpresa, porque desde hace años organizaciones terroristas han animado a atentar en Túnez”, asegura Moussa Bourekba, experto en la primavera árabe. El pasado martes, según explica, un líder de la organización terrorista Ansar al Sharia, Ouanes Fekih, difundió un vídeo en el que afirmaba que “algunos acontecimientos iban a producirse en estos días”. Túnez ha experimentado en los últimos meses un aumento de la actividad yihadista, especialmente en la frontera con Argelia, y es uno de los países con un mayor número de combatientes en el Estado Islámico.

Más información