Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ONU alertó en 2012 de la escasa atención a los controles psicológicos

La agencia de Naciones Unidas para la aviación abrió una consulta con los Estados para mejorar el chequeo a menores de 40 años

Un policía ante un mapa topográfico del lugar del siniestro de Germanwings.
Un policía ante un mapa topográfico del lugar del siniestro de Germanwings. AFP

La Organización para la Aviación Civil Internacional (OACI), una agencia de Naciones Unidas, alertó ya en 2012 de la necesidad de mejorar el control del estado psicológico de los pilotos, sobre todo de los menores de 40 años. Su Manual de Medicina de Aviación Civil, que proporciona una guía sobre cómo se deben realizar los chequeos, entre otros asuntos. El marco regulatorio de la OACI (Convenio de Chicago) y sus recomendaciones son la base sobre la que se articulan las normativas nacionales (y europeas).

La última edición de ese manual, de 2012, llama la atención sobre la necesidad de mejorar el seguimiento psicológico de los menores de 40 años, cuando los trastornos “como ansiedad o depresión son más comunes”. “Existe una aparente discordancia entre la probabilidad de la existencia de patologías de importancia para la seguridad en vuelo (principalmente problemas mentales y de comportamiento) y los instrumentos usados para detectarlos” en los exámenes médicos.

El Manual reconoce que se presta “relativamente poca atención” a esos aspectos en los chequeos periódicos rutinarios y señala que está consultando con los Estados si el “actual énfasis en la detección de enfermedad física es apropiado en los exámenes médicos periódicos a pilotos menores de 40 años”. La OACI señala en un correo electrónico que aún no tienen novedades sobre el proceso de consulta.

Sobre el seguimiento de personas con episodios depresivos, la OACI considera que son “recurrentes”, por lo que ve “imperativo” que el paciente recuperado sea “monitorizado de cerca” en busca de signos de recurrencia por un periodo de tiempo indefinido, si bien señala que la repetición del cuadro depresivo es más probable en los dos años siguientes. Los que estén en tratamiento con antidepresivos deben cesar el tratamiento tres meses antes de volver a volar en EE UU, pero la regulación europea se limita a prohibir volar mientras se toman.

Y revela, en un apéndice dedicado específicamente a los tratamientos con antidepresivos, datos inquietantes sobre la disposición de los pilotos estadounidenses a comunicar su enfermedad. Según una encuesta realizada por el  Aviation Medicine Advisory Service, aproximadamente el 15% de los pilotos a los que se les habían recetado esos medicamentos  "mostraron la intención de tomar la medicación y continuar volando sin informar" a la  autoridad federal de aviacion (FAA)..

Otro estudio realizado sobre análisis toxicológicos post mortem en 4.143 pilotos halló medicación psicotrópica en 223 casos pero solo 14 habían informado a la autoridad de que la estaban tomando.

En el texto, de 580 páginas, los expertos de la OACI señalan además que las pruebas psicológicas apenas tienen valor como herramienta de detección y que por sí solos los tests de personalidad no son fiables para predecir desórdenes mentales.

Más información