Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un español muere y otro resulta herido en un atraco en Brasil

Los dos hombres fueron tiroteados dentro del coche en Salvador de Bahía

Un turista español ha muerto y otro ha resultado herido por disparos este lunes en una tentativa de robo de coche en Salvador de Bahía (al nordeste de Brasil).

La víctima mortal, Hugo Calavia, zaragozano de 37 años, trabajaba como guardia forestal en La Rioja y en las últimas semanas viajaba por América Latina, como muestra su perfil de Facebook, donde colgó una foto en Perú el pasado 11 de marzo. El mismo día del atraco había llegado a Brasil desde Ecuador, según Globo. El hombre herido, que sigue hospitalizado y está estable, es Alberto Aroz, de Ágreda (Soria), tiene 36 años y trabajaba en la empresa de ingeniería Gamesa en Salvador. Este martes fue transferido del Hospital Menandro de Faria, en la región metropolitana de Salvador, al Hospital Portugués de la ciudad. El consulado español en Bahía está en contacto con la familia del fallecido para repatriar el cuerpo.

Los dos amigos salían de un restaurante en la zona turística de Itaupá en Salvador (una ciudad de 2,6 millones de habitantes al nordeste de Brasil) la noche del lunes cuando dos hombres los abordaron, según Globo. Los tiros de los asaltantes alcanzaron a Hugo Calavia en la cabeza. Murió en el acto. Los atracadores se llevaron el coche alquilado por los españoles, un Ford Ecosport negro, y, según Globo, todavía no han sido detenidos.

El suceso recuerda a otro ocurrido en 2012 en São Paulo (a más de 1.800 kilómetros de Salvador), cuando el coche en el que viajaba uno de los hijos del entonces ministro de Justicia español, Alberto Ruiz-Gallardón, fue asaltado en uno de los barrios más exclusivos de la ciudad. José Ruiz-Gallardón, de 26 años, consiguió huir del vehículo después de que los asaltantes dispararan en el pecho a su amigo, el italiano Tommaso Lotto, de 27 años, que murió a las pocas horas.

Más de 112.000 personas murieron de forma violenta en Brasil en 2012, según los datos más recientes del Mapa de la Violencia 2014. De ellos, 56.300 fueron víctimas de homicidios. Desde 2002, el Estado de Bahía ha triplicado estas cifras.

Según otro informe, el Anuario de Seguridad Pública (que usa datos de 2013), cada diez minutos una persona es asesinada en Brasil. En 2013, 53.600 personas murieron víctimas de crímenes violentos. La tasa de homicidios (26,6 por cada 100.000 habitantes) es mucho menor comparada con la de Honduras (90,4) o Venezuela (53,7), pero el informe califica la situación de Brasil de "crisis endémica".