Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La astronauta desplaza al fraile

California estudia retirar del Capitolio la estatua de Junípero Serra y poner en su lugar a una heroína espacial de la comunidad LGTB

La estatua de Junípero Serra en el Capitolio de Washington. Ampliar foto
La estatua de Junípero Serra en el Capitolio de Washington. Bloomberg

La decisión del papa Francisco de canonizar al fraile español Junípero Serra ha sacado al personaje de los libros de historia y lo ha metido en el debate público de California. A finales del siglo XVIII, el mallorquín Serra fundó las misiones que dieron origen a las actuales ciudades del estado y es considerado el padre fundador de California. Por eso hay una estatua suya en el salón de las estatuas del Congreso de EE UU en Washington desde los años 30. Es precisamente en Washington donde Serra sea canonizado por Francisco en el viaje oficial a EE UU el próximo 23 de septiembre. Pero para entonces sus seguidores igual se han llevado un disgusto.

El fundador de California es el único español y el único santo en la sala de estatuas de Washington

El Senado de California, en Sacramento, estudia este mes una propuesta para retirar la estatua de Serra y sustituirla por una de la astronauta Sally Ride. Cada estado puede enviar dos estatuas al salón del Capitolio. La otra estatua californiana es de Ronald Reagan, expresidente y exgobernador del estado, que sustituyó en 2009 al reverendo Thomas Starr King.

Sally Ride, a bordo del Challenger. ampliar foto
Sally Ride, a bordo del Challenger. EFE

Ride tenía 32 años cuando en 1983 se convirtió en la primera mujer americana y la persona más joven de la historia en ir al espacio. Es una heroína genuinamente californiana. Nacida en Los Ángeles, voló dos veces en el Challenger. Murió de cáncer en 2012. Solo después de su muerte, su compañera durante 27 años, Tam O’Shaughnessy, reveló que Ride era homosexual. Hoy es un símbolo de la comunidad gay en California.

El autor de la propuesta es el senador Ricardo Lara. Católico, hijo de inmigrantes ilegales mexicanos, Lara es abiertamente gay. Asegura que su propuesta no tiene nada que ver con Serra, sino con dar reconocimiento a Ride, como reconocimiento a los logros de las mujeres. También ha destacado que sería la primera persona homosexual en tener una estatua al lado de Sam Adams o George Washington. Tiene apoyo de los dos partidos en un Capitolio en el que los demócratas tienen mayoría absoluta en las dos cámaras. Por el momento, la propuesta ya ha ganado una votación en comisión. Cuando complete su trámite en California, será enviada al comité del Congreso de EE UU con autoridad sobre las estatuas. No consta que haya rechazado nunca una propuesta de un estado.

El pasado sábado, el Papa elogió la figura de Serra y su comportamiento con los indígenas. Serra será canonizado en Washington el 23 de septiembre

El pasado sábado, Francisco alabó la figura de Serra durante una homilía en Roma. "Fue uno de los padres fundadores de los Estados Unidos, un ejemplo de santidad de la universalidad de la Iglesia y un patrón especial de los hispanos del país", dijo el Papa. “Me pregunto si hoy somos capaces de responder con la misma generosidad y valor a la llamada de Dios”. El papa no hizo referencia a las críticas que la canonización de Serra ha despertado en algunas comunidades herederas de los indígenas californianos, que culpan al fraile español de la destrucción de su cultura. Pero sí dijo que Serra “defendió a los indígenas de los abusos de los colonizadores”.

O’Shaughnessy declaró a Los Angeles Times que la astronauta había sido un modelo para dos minorías, las mujeres en la ciencia y la comunidad LGTB. “Convertir la imagen de Sally en una estatua en el capitolio de nuestra nación es un mensaje importante. Es una oportunidad para servir de inspiración a jóvenes de todo el mundo”. El mismo periódico organizó una encuesta online sobre el asunto. Más de la mitad de los lectores no están de acuerdo con mandar a Serra al sótano. Sí están de acuerdo en que, si se hace, Sally Ride sea la nueva estatua que represente a California, por delante de opciones como César Chávez, Walt Disney o Steve Jobs.

La retirada de la estatua de Serra, de aprobarse, no será inmediata. Hay que conseguir los fondos privados para hacer la nueva. Así que en septiembre el Papa tendrá la oportunidad de ver la única estatua de un santo, y la única de un español, que hay en el Capitolio de Washington.