Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El candidato mexicano que solo necesita 500 dólares

Pedro Kumamoto, un joven de 25 años, se presenta con una financiación mínima a las elecciones para diputados en el Estado de Jalisco

El candidato Pedro Kumamoto, durante su campaña.

Cuando Pedro Kumamoto decidió ser un candidato independiente, se lo tomó al pie de la letra. El joven de 25 años se ha presentado a las elecciones para el Congreso del Estado de Jalisco (occidente de México) sin partido y con una financiación mínima que se sostiene de aportaciones privadas. El candidato tiene una condición para quienes desean apoyar su campaña económicamente: Nadie puede dar más de 500 dólares (7.000 pesos mexicanos).

El 7 de junio serán las elecciones en las que por primera vez se presentarán candidatos independientes en México. Antes era indispensable que un partido respaldara a un candidato, asumiera sus compromisos y recibiera recursos de la formación política para su campaña. En un país donde la financiación pública es el pilar que sostiene a las campañas electorales, el caso de Kumamoto es excepcional. El candidato recibió 1.200 dólares (18.626 pesos) de dinero público, el resto —2.200 dólares (35.000 pesos)— han sido entregados por simpatizantes que se han sumado en una especie de crowdfunding a la bandera de la independencia.

Kumamoto explica a EL PAÍS que el límite de 500 dólares para entregar aportaciones a su campaña está pensado para que los ciudadanos participen sin ser aventajados por individuos con mayor capacidad económica. “El poder político no debe estar supeditado al poder económico. Cuando corporaciones y empresas financian las campañas, los legisladores terminan siendo portavoces de esas organizaciones”, apunta. Esta condición se ha convertido en una baza para su campaña: pocos recursos, que se fiscalizan transparentemente. Su campaña consiste en recorrer las calles, visitar mercados y plazas, y entregar algunos materiales de promoción.

El poder político no debe estar supeditado al poder económico"

Pedro Kumamoto, candidato independiente en México

Los nueve candidatos con los que Kumamoto se disputa el puesto cuentan con recursos de hasta 84.000 dólares (1.300.000 pesos) para los 40 días que dura la promoción electoral. El candidato no se siente empequeñecido por las grandes estructuras de los partidos políticos y presume de un equipo de 80 voluntarios que le acompañan por la calles de Zapopan para promover su programa electoral. “Esta campaña no podría haberse hecho hace 10 años”, señala. El político ha aprovechado que su distrito electoral goza de una clase media informada y una gran cantidad de estudiantes universitarios para esparcir su mensaje a través de las redes sociales.

“A mí no me gusta cómo han hecho la política por mí”, expone sobre sus razones para presentarse a las elecciones. Kumamoto apenas se graduó hace un par de años de la universidad ITESO de Guadalajara como gestor cultural, tras salir se sumó a la plataforma Wikipolítica para impulsar la reforma política que ha permitido que a partir de ahora candidatos sin partido puedan postularse. Dice que es parte de una “generación del descontento”, que fastidiada de los partidos políticos ha decidido tomar las riendas del servicio público.

El político transmite optimismo y propone un programa electoral cercano a los ciudadanos. “Esta es una oportunidad histórica porque podemos llegar al Congreso sin el permiso de los partidos políticos”, comenta. Sus propuestas para la agenda legislativa del Congreso de Jalisco tienen como base la participación ciudadana. “Cada iniciativa que yo presente en el Congreso debe estar respaldada por 7.200 ciudadanos” (el mismo número de personas que le respaldó con su firma para obtener su candidatura). Además, explica, sus propuestas estarán dirigidas hacia la movilidad, la fiscalización de los servidores públicos y los presupuestos participativos.

Las elecciones de este año serán las más costosas de México con 1.200 millones de dólares. Del total, los partidos políticos cuentan con 338 millones de dólares para gastos de campaña.