Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

“La gente votará a quien le puso las cloacas”

El ministro de Seguridad bonaerense confía en que Scioli presidirá Argentina y desea que Fernández sea diputada

El ministro de Seguridad de Buenos Aires junto a Daniel Scioli.

Alejandro Granados no es solo el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires. El exalcalde de Ezeiza, el municipio de la periferia de la capital argentina donde se encuentra su aeropuerto internacional, es además uno de los hombres que designó el gobernador bonaerense y candidato presidencial kirchnerista, Daniel Scioli, para recolectar apoyos de otros jefes comunales de esos suburbios con 10 millones de habitantes que viven en barrios de chabolas, de clase media y algunos ricos. Granados es uno de los caudillos del peronismo de ese Gran Buenos Aires en el que hay municipios como La Matanza, que si fuese una provincia sería la cuarta más poblada de Argentina, por encima de la de Mendoza, o como Lomas de Zamora, Quilmes o Almirante Brown, con más habitantes que otras nueve provincias del país.

Pregunta. ¿Cómo ve la campaña para las elecciones de agosto próximo?

Respuesta. Hoy el país está ordenado. La economía está nivelada. Nosotros estamos acostumbrados a nuestra inflación. En España no la entienden, pero, como nosotros hemos vivido siempre con tormenta, cuando la hay, no pasa nada. Ustedes, como no han tenido tormentas, cuando la tienen, se acojonan. La gente ahora está recibiendo un aumento de 27% de los salarios. ‘Tenés’ planes de compra de lo que quieras en 12 cuotas sin interés. Cristina (Fernández de Kirchner) nos deja un país que goza de muy buena salud. Y lo mejor que le puede pasar al país y a este proyecto nacional y popular es que Daniel Scioli sea el próximo presidente… porque es un gran administrador. Ha administrado la mitad del país con exiguos recursos. Es un gran piloto de tormenta, un conciliador, un hombre que es bien visto por todo el justicialismo (peronismo) y que va a trabajar por la unidad de todos los peronistas.

Granados predice que muchos ministros de Fernández quedarían en un gobierno de Scioli

P. En el Gran Buenos Aires hay una batalla entre Scioli y el candidato peronista opositor Sergio Massa por convencer a los alcaldes…

R. La gran mayoría ya ha elegido y sabe que lo mejor que le puede pasar al país es que Daniel sea presidente.

P. ¿Se seguirán descolgando alcaldes de las filas de Massa, como en las últimas semanas?

R. Sí… no sé qué es lo que está ocurriendo ahí, pero algo ocurre. Sergio es un gran muchacho, lo aprecio mucho, pero algo pasó.

P. El 9 de agosto, si Scioli gana las primarias del kirchnerismo, ¿nacerá el sciolismo?

R. No, nosotros tenemos nuestra gran conductora, que es Cristina. Todos tenemos las enseñanzas y el país que nos dejó Néstor (Kirchner, 2003-2007). ¿Ustedes saben que el país está desendeudado, que no debemos nada al Fondo Monetario Internacional? Cristina va a dejar el país con 30.000 o 40.000 millones de dólares en el Banco Central, con un desempleo de menos del 10%.

P. ¿Scioli no va a cambiar cosas?

R. Falta mucho, pero no hay ninguna duda de que hará las correcciones que tenga que hacer. Hay cosas que no se han podido hacer y se harán. Pero Daniel va a recibir un país en marcha, para lucirse, y se va a lucir.

P. ¿Qué opina de esa frase que se escucha: “Scioli presidente, Cristina al poder”?

R. No, no. Cristina pasó la categoría de política para ser una estadista reconocida mundialmente. No sería oportuno que se metiera en las cosas diarias del Gobierno nacional. Además, viendo cómo Daniel conduce la provincia, él conduciría de verdad el país.

P. ¿No imagina un gobierno con la mitad de los ministros elegidos por él y la mitad por la actual presidenta?

R. Va a quedar mucha gente, y así debe ser. Es gente de valor, de fuste, que ha hechos grandes cosas. Lo que no sabemos es qué hará Cristina, que siempre nos tiene acostumbrados a las sorpresas. Yo espero y deseo que sea candidata a diputada por la provincia de Buenos Aires. Eso nos daría un empuje espectacular de votos porque la gente realmente la acompaña. En mi municipio tiene el 65% de imagen positiva. Cuando todos me preguntan cómo puede ser, yo respondo: “¿Cómo no va a ser posible?”. En Ezeiza debo tener 100.000 familias. Al que no le tocó que le asfaltaran su calle, le tocaron las cloacas, la luz, el agua corriente… Son cosas que en la capital nacieron con ellas, pero el que tenía una calle de barro, el que tenía un pozo para echar el agua del baño y el que tenía una bomba para sacar el agua y hoy tiene la calle asfaltada, la cloaca y abre así (el grifo) y tiene agua para tomar, ¿a quién se piensan que va a votar?

P. Al que se lo puso…

R. ¡Claro! Ni más ni menos… Además se hicieron miles y miles de viviendas.

P. ¿Pero por qué hace dos años los bonaerenses prefirieron votar a Massa como diputado?

R. Porque siempre esas elecciones legislativas se usan para decir: “¡Atención!”. Otra cosa es cuando se elige para gobernar y administrar. Siempre pasó así en la historia argentina. Tenemos tres candidatos y la gente va a elegir a Daniel porque administró una provincia que es para que se prenda fuego y la deja perfecta, para seguir mejorando.