Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Quién es Jeb Bush: 5 claves

El aspirante republicano es hispanoparlante, era millonario a los 35 años, le llamaban 'Veto' Corleone' y pasaba 30 horas semanales escribiendo emails

1. En casa se habla español

El republicano Jeb Bush, que este lunes anuncia en Miami su candidatura a la Casa Blanca, está casado con Columba, una mujer nacida en México. En casa el idioma español es de uso corriente. Jeb lo habla con fluidez. Aquí en una entrevista con el periodista Jorge Ramos en 2012:

Y aquí, en un vídeo con sus nietas el día de la madre, llama Abue a Columba.

Aunque nació en Texas, hace 62 años, su patria de adopción es Florida, y su ciudad, Miami. Su conexión con la comunidad cubana es profunda. Incluso habla cubano, según The Miami Herald: en 2004, cuando el huracán Iván derrumbó un puente en cerca la ciudad Pensacola, Bush, entonces gobernador de Florida, le dijo a un colaborador de origen cubano: “Qué cagazón”.

El artículo cita otro ejemplo de su habilidad con el español. Una vez otro colaborador se encontró al gobernador y le preguntó cómo estaba. “Jodido pero contento”, contestó Jeb.

2. A los 35 años era millonario

Antes de entrar en política, Jeb Bush se dedicó a hacer dinero. A los 25 años el Texas Commerce Bank lo envió a abrir sus oficinas a Venezuela. Regresó a Estados Unidos para ayudar a su padre, George H.W. Bush, en la campaña para la nominación republicana de 1980, que perdió frente a Ronald Reagan.

Jeb instaló en Miami y empezó a trabajar con Armando Codina, un empresario de origen cubano que había apoyado a Bush padre. Codina, explica este reportaje de la revista The New Yorker, “le dio un trabajo que colocó su nombre en la puerta, aunque carecía de experiencia en el sector inmobiliario”. “Pronto Jeb tenía un 41% de la nueva compañía, Codina Bush Group. A los pocos años era rico”.

Su biógrafo S.V. Dáte escribe que “a los 35 años [Bush] era millonario”. The Miami Herald detalla el ritmo del enriquecimiento: “Su salario inicial de 41.000 dólares en 1981 había escalado a 186.000 cinco años más tarde. Sus ingresos alcanzaron el millón de dólares en 1992, y su patrimonio neto era de 2,3 millones dos años después, cuando por primera vez de presentó al cargo de gobernador”.

3. En Florida le llamaban Veto Corleone

Jeb Bush arrastra un estigma en el Partido Republicano: el de moderado y pragmático. Esta imagen puede ser un inconveniente en el proceso de caucus (asambleas electivas) y elecciones primarias que debe comenzar en febrero y que elegirá al republicano a la Casa Blanca. Para un sector de la derecha, influyente en el proceso de nominación, cualquier indicio de centrismo es sospechoso.

De ahí que Bush insista en que él es un conservador verdadero. Sus logros en Florida, dice, lo demuestran. Bush fue gobernador de este estado entre 1999 y 2007. Tal era su constancia a la hora de vetar proyectos y recortar el gasto que le llamaban Veto Corleone. En inglés veto y Vito pueden pronunciarse igual.

Jeb era gobernador de Florida en 2000, cuando el recuento en este estado dio la victoria a su hermano, George W. Bush, en las elecciones presidenciales del año 2000. Recortó impuestos y promovió la educación privada.

Estos días ha salido a flote un fragmento de un libro que Jeb escribió en los años noventa con Brian Yablonski, su más estrecho colaborador intelectual de aquella época, según Dáte. En el libro se lee la siguiente frase: “Una de las razones por las que las mujeres jóvenes tienen hijos fuera del matrimonio y más chicos abandonan sus obligaciones paternales es que ya no existe un estigma asociado a este comportamiento, ninguna razón por sentir vergüenza”. “Hubo un tiempo”, lamenta, “en que los vecinos y las comunidades desaprobaban los nacimientos fuera del matrimonio y en que la condena pública era un estímulo suficiente para que uno fuese con cuidado”.

A esta vieja cita se ha sumado otro redescubrimiento, el de la de una ley aprobada en Florida cuando Bush era gobernador, pero no firmada por él. La ley exigía a las madres que daban un hijo en adopción a anunciarse en la prensa para encontrar al padre si este era desconocido. El objetivo era garantizar los derechos y obligaciones de los padres biológicos (no solo las madres) y los adoptivos. La llamaban la ley de la letra escarlata, por la novela de Nathaniel Hawthorne sobre una mujer adúltera estigmatizada en la Nueva Inglaterra puritana del siglo XVII.

Estos episodios rescatados de la hemeroteca —la campaña electoral, sobre todo para candidatos con veteranía, consiste en gran parte en responder a los golpes de la hemeroteca— inciden en el debate sobre el conservadurismo o moderantismo de Jeb Bush.

4. 30 horas semanales escribiendo emails

Cuando era gobernador, Jeb Bush escribía emails compulsivamente. Era su manera predilecta de comunicarse. Con asesores, políticos, amigos, ciudadanos. Bush abrió una dirección personal, jeb@jeb.org, para que los ciudadanos le escribiesen. Y les respondía. Bush calcula que pasaba cerca de treinta horas semanales respondiendo emails, con su BlackBerry o su ordenador portátil. El momento preferido era a primera hora de la mañana o por la noche. También los sábados. Jeb lo cuenta en un libro electrónico con correos de ciudadanos y sus respuestas. La web de verificación de datos PolitFact calcula que Bush ha hecho pública cerca de la mitad de los emails privados.

La candidata demócrata Hillary Clinton ha afrontado críticas porque, cuando era secretaria de Estado, mantuvo un servidor privado fuera del Departamento de Estado.

5. Es nieto, hijo, hermano y padre de políticos

Los Kennedy son la gran dinastía política de Estados Unidos, pero ninguna dinastía ha tocado tanto poder como los Bush. Si Jeb obtuviese la nominación y derrotase a la candidata o candidato demócrata en noviembre de 2016, los Bush serían la primera familia de la historia de este país con tres presidentes (con dos están ahora los Adams, padre e hijo; los Harrison, abuelo y nieto; y los Bush, padre e hijo).

Una lista de los Bush políticos:

Prescott Bush (1895-1972) fue senador por Connecticut.

George Herbert Walker Bush (1924), hijo de Prescott, ha sido miembro de la Cámara de Representantes, embajador ante la ONU y enviado en China, director de la CIA, vicepresidente y presidente de Estados Unidos

George Walker Bush (1946), hijo de George Herbert Walker, ha sido gobernador de Texas y presidente de Estados Unidos.

John Ellis ‘Jeb’ Bush (1953), hijo de George Herbert Walker y hermano de George Walker, ha sido gobernador de Florida.

George Prescott Bush (1976), hijo de John Ellis y de Columba, es Comisionado de Tierras de Texas. El cargo, que es electo, parece técnico pero no lo es. En un petroestado como este, su poder es enorme. El Comisionado gestiona los derechos minerales del terreno público.

"Un orgulloso latino, orgulloso texano y un orgulloso americano", se define George P. La siguiente generación ya se prepara. En castellano, claro:

Más información